¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los hypercars del WEC serán homologados sólo por los fabricantes

    Los prototipos que compitan en la clase Le Mans Hypercar (LMH) deberán ser homologados de manera directa por una marca.

    Se limita así la presencia de estructuras como ByKolles. Estas formaciones privadas deberán contar con el apoyo de un fabricante en su programa.

    Los hypercars del WEC serán homologados sólo por los fabricantes
    El Aston Martin Valkyrie rueda durante uno de sus test en el circuito de Silverstone.

    El Consejo Mundial del Motor de la FIA ha terminado de poner los límites a la nueva clase reina del WEC que debutará en la campaña 2020-21. Bajo el nombre definitivo de Le Mans Hypercar (LMH), los nuevos prototipos darán relevo a los actuales LMP1. Sin embargo y a diferencia de estos últimos, los hypercars tendrán que ser homologados por un fabricante, lo que deja fuera de la ecuación a equipos privados. Aunque esta medida no afecta a Toyota, Aston Martin, Peugeot en su vínculo con Rebellion Racing o incluso a la Scuderia Glickenhaus, obliga a estructuras como ByKolles a contar con el apoyo de una marca.

    Pese a que la categoría hypercar está ideada para que los vehículos de fábrica puedan estar en manos de equipos privados, estas estructuras no tendrán vía libre a la hora de desarrollar sus propios chasis y contar con un motorista externo. Cualquier proyecto deberá contar con el 'sello' de un fabricante, al menos para el proceso de homologación del hypercar. Con esta medida se espera ganar visibilidad para los fabricantes que apuesten por el WEC, dentro de una clase reina que como tal pasará a entregará el título de campeón del mundo de Resistencia por pilotos y por equipos, puntuando el mejor coche de cada estructura.

    Los fabricantes no tendrán límite de test durante el primer año de vida de cada hypercar tras su homologación, medida que sí se aplicará a partir del segundo año. Pese a todo, el personal de cada equipo de la categoría Le Mans Hypercar no crecerá y se mantiene en los niveles que hay en LMP1. No obstante, cada estructura de la clase LMH podrá contar sólo con 40 personas en caso de inscribir dos coches, 43 trabajadores si estos son híbridos. Además, a raíz del debut de estos LMH, los LMP2 verán reducida su potencia en 30 kW -40 CV- para mantener la brecha entre ambas clases. La segunda clase del WEC tendrá un proveedor único de neumáticos.

    Fotos: Aston Martin Racing

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto