¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarÁlex Palou consigue la primera pole de su carrera en el Gran Premio de Portland

    Palou emerge del coche en el que hoy ha conseguido una histórica poleIndyCar Media

    El piloto de Ganassi rindió a la hora de la verdad y logró tumbar a Alexander Rossi y Scott Dixon en la ronda decisiva.

    La diferencia entre sus vueltas del Fast 12 y del Fast 6 fue de tan solo una milésima.

    Pato O'Ward saldrá séptimo, Marcus Ericsson décimo y Josef Newgarden muy retrasado en 18º lugar.

    En medio del gran éxito de su segunda temporada en IndyCar, a Álex Palou le quedan aún algunas cuentas pendientes a nivel individual. En 2021 no podrá solventar la de la victoria en óvalo, pero el piloto español se ha quitado un gran peso de encima en un momento crucial para el campeonato al obtener la pole position para el Gran Premio de Portland. Aunque ya había salido desde una pole y una segunda posición en las dos carreras de Texas, en ambos casos su posición se decidió por el orden en la general al cancelarse la clasificación, por lo que esta es su primera pole oficial como piloto de IndyCar.

    El piloto español, que nunca había clasificado por encima del tercer puesto hasta la fecha, hizo gala de una clasificación prácticamente inmaculada, completando en las tres rondas un crono en la misma décima: 58.7. Tras terminar segundo en la primera ronda detrás de Felix Rosenqvist (que tuvo el tiempo más rápido del fin de semana), Palou lideró la segunda ronda de camino a un Fast 6 en el que su crono con gomas blandas usadas, un 58.770, fue casi idéntico al 58.769 que había marcado con neumáticos nuevos. Lo registró en su segundo y último intento, después de ser tercero a media milésima de Alexander Rossi en el primero.

    La mejora final de Rossi no fue suficiente, aunque sí para conseguir su tercera primera fila del año. Scott Dixon parecía en condiciones de arrebatar la pole a su joven compañero en Ganassi tras hacer el mejor tiempo en el primer intento, pero una pasada de frenada en la chicane le impidió aspirar a mejorarlo finalmente. Los tres hombres que les sucedieron no figuraron en esa ecuación, aunque se quedaron cerca: gran cuarta posición de Rosenqvist y quinta de Graham Rahal, un clasificador habitualmente deficiente, superando ambos a un Colton Herta del que quizá se esperaba un poco más.

    Rosenqvist fue precisamente protagonista en el Fast 12 al hacerse con la sexta posición final que daba acceso a la pelea por la pole a costa de su compañero Pato O'Ward, líder del certamen, y que tendrá que volver a cargar desde un puesto menos ideal, habiendo estado descontento con su ritmo con blandas nuevas. Saldrá tres puestos por delante de otro potencial candidato, Marcus Ericsson, quien había liderado el primer grupo de clasificación, pero que no supo trasladar ese ritmo a la sesión intermedia. Entre medias, se situaron un Ed Jones que demuestra seguir siendo capaz de esporádicos ramalazos de brillo, y Oliver Askew, que firmó una excelente primera clasificación en el tercer coche de Rahal para obtener la novena posición en parrilla.

    Del mismo modo, Max Chilton sorprendió también a propios y extraños situando el coche de Carlin en undécima posición por delante de Sébastien Bourdais. Todas estas sorpresas tuvieron en parte la misma raíz: la debacle absoluta del Team Penske, sin que ninguno de sus cuatro coches lograse pasar de la primera ronda. Will Power y Scott McLaughlin se quedaron relativamente cerca. Ya no solo en comparación con un Simon Pagenaud que firmó una clasificación demencial (solo superó a Dalton Kellett), sino a un Josef Newgarden que aseguró no tener ritmo en absoluto, y que partirá mañana desde la 18ª posición en busca de minimizar al máximo los daños con respecto al campeonato.

    El estadounidense partirá justo delante del debutante Callum Ilott, que se benefició de los problemas ajenos de motor para obtener la 19ª posición en parrilla con una vuelta decente en el coche de Juncos. Las circunstancias mecánicas harán que Rinus VeeKay, Takuma Sato y Ryan Hunter-Reay salgan al fondo de la parrilla, habiendo sufrido todos ellos una penalización de seis posiciones por usar su quinta unidad de la temporada antes de tiempo. Los dos primeros ya habían clasificado mal, pero la guinda del pastel se la llevó un Hunter-Reay que ni siquiera pudo salir a marcar un crono.

    La noticia, sin embargo, estaba y está muy por delante. Palou se agencia la segunda pole española de la historia de la IndyCar, dieciséis años después de la obtenida por Oriol Servià en la cita de Surfers Paradise en 2005 dentro del campeonato Champ Car. A su vez, da un golpe en la mesa importante de cara a un evento donde tendrá una oportunidad inmejorable de obtener una tercera victoria más que necesaria. Solo así se podrá contener a los miuras que acechan con arrebatarle un título para el que, de momento, ha hecho méritos más que sobrados. Aún queda sobrevivir a la primera chicane, a los giros de ruleta de Portland y a los intangibles que tanto daño le han hecho recientemente, pero si hacía falta ver hechuras de campeón en el piloto de Sant Antoni de Vilamajor, hoy se han visto.

    CLASIFICACIÓN DEL GRAN PREMIO DE PORTLAND 2021 DE INDYCAR

    * Sancionados con seis puestos por usar el quinto motor de la temporada.

    Fotos: IndyCar Media