¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarLas claves de McLaren para 2020: Colton Herta y sociedad con Schmidt

Conversaciones avanzadas con la formación de Sam Schmidt tras colapsar un acuerdo con Andretti, según IndyStar

El joven Herta, agente libre en dos meses, completaría una formación conjunta de dos coches con James Hinchcliffe.

El continuado veto de la matriz de Honda a McLaren, el gran escollo.

Las declaraciones de Zak Brown la pasada semana han vuelto a reactivar la ruleta de los rumores respecto a McLaren y su posible incorporación en IndyCar para disputar todo el campeonato, en lugar de concentrar sus esfuerzos en las 500 millas de Indianápolis. Pese a la debacle de las 500 millas de Indianápolis, la histórica formación británica ha recibido luz verde por parte de su consejo de administración para buscar un acuerdo que les permita sacar adelante esa iniciativa. A pesar de lo afirmado por Brown, esto no incluye, de momento, a un Fernando Alonso cuya última opinión pública respecto a un asalto completo a IndyCar fue para negar dicha posibilidad.

Según una información publicada por el diario estadounidense IndyStar, la cual estaría respaldada por múltiples fuentes, McLaren no busca competir por su cuenta, si no aliarse con un equipo existente en el campeonato, y las conversaciones más avanzadas se han producido con Arrow Schmidt Peterson Motorsports. El equipo fundado por el ex piloto Sam Schmidt empezó a competir a tiempo completo en 2011, y se ha convertido en esta década en una de las formaciones más sólidos de la zona media de la parrilla, habiendo sumado 7 victorias y 28 podios desde entonces. Además, también ofrece un importante apoyo técnico a Meyer Shank Racing, que disputa un programa parcial con Jack Harvey y aspira a una temporada completa en 2020.

La vinculación entre McLaren y Schmidt empezó a trazarse a raíz de la incorporación de Arrow, principal patrocinador de Schmidt desde 2015, como uno de los múltiples socios de McLaren en la Indy 500, en el mismo año en el que han incrementado notablemente su inversión e implicación en Schmidt introduciéndose en el nombre del equipo. A su vez, Zak Brown tiene importantes conexiones con varios de los ejecutivos de Arrow. La llegada de McLaren, eso sí, no incorporaría un coche adicional al equipo, ya que la unión comprendería simplemente una participación conjunta con los dos coches que Schmidtya alinea en el campeonato. El gran impedimento, no obstante, sigue siendo la cuestión de los motores.

En un principio, la primera opción de McLaren pasaba por llevar a cabo esta asociación con Andretti Autosport, equipo que monta motores Honda, mediante una gran apuesta económica para mantener a Alexander Rossi. Pero la matriz de Honda en Japón sigue vetando a la división estadounidense de Hondade alcanzar cualquier acuerdo con McLaren tras el mal final de su tumultuosa vinculación en Fórmula 1, haciendo que las negociaciones colapsasen, y complicando sobremanera la recientemente anunciada renovación de Rossi. Schmidt también monta motores Honda, pero el contrato entre ambas partes termina al final de 2020, y se cree que el equipo podría sacar adelante el acuerdo pese al veto, lo que podría generar un cambio de términos con Honda o un cambio a motores Chevrolet en 2021.

Por ello, McLaren no llegaría sin más argumentos que el simple dinero, si no que lo haría con un piloto debajo del brazo, Colton Herta. El joven fenómeno estadounidense de 19 años se ha convertido en su primera temporada en el piloto más joven en los 100 años de existencia de IndyCar (en sus múltiples formas) en ganar una carrera y lograr una pole, pilotando para una formación pequeña como Harding que recibió un importante impulso a través de un acuerdo de colaboración con Andretti Autosport, pero que, pese a la llegada de pequeños socios, sigue atravesando grandes dificultades económicas, sin que la influencia de George Steinbrenner IV (hijo del dueño de los New York Yankees, valedor de Herta y co-propietario del equipo) haya podido solventarlo.

El gran rendimiento en pista de Herta, cuyo contrato como "piloto joven" de Andretti no va más allá de 2019, ha sido muy superior al de dos de sus pilotos (Zach Veach y Marco Andretti) y similar al de su segundo espada (Ryan Hunter-Reay), y aunque no ha terminado de trasladarse a la general debido a problemas mecánicos y algunos errores de ímpetu, su 14ª posición no lleva a engaño a nadie, y son varias las formaciones que se han interesado en sus servicios. La única que parece estar en condiciones de pelear de tú a tú con una oferta de McLaren sería la propia Andretti, la cual mantiene contrato con sus cuatro pilotos para la temporada 2020, y que no contempla la inclusión de un quinto coche a tiempo completo, corriendo el riesgo de perder a un Herta con el que se rumorea desde hace semanas el haber sido contactado por alguien "externo al paddock de IndyCar".

James Hinchcliffe y Colton Herta, ¿posibles compañeros en un equipo Schmidt-McLaren en 2020? / © James Black - IndyCar Media

Ese problema no existiría en el equipo Schmidt, cuyo único piloto bajo contrato para la temporada 2020 es James Hinchcliffe, con quien Arrow ha estado vinculado desde su llegada al equipo. La relación contractual con Marcus Ericsson, llegado este año tras su paso por la Fórmula 1, expira al final de esta temporada, y su futuro dentro de una asociación con McLaren parece poco claro, ya que, pese a sumar el mejor resultado de Schmidt este año (segundo en Detroit), solo ha conseguido tres de los diez top 10 del equipo. A su vez, está la incógnita de Robert Wickens, con quien Schmidt ha reiterado su compromiso de mantener su asiento (en teoría, un tercer coche) si el canadiense consigue avanzar lo suficiente en la larga recuperación de su lesión medular, siendo 2020 un objetivo optimista a corto plazo.

Los responsables de Schmidt negaron este finde en Mid-Ohio que su equipo esté en venta en forma alguna, pero la rueda ya ha empezado a girar, y habrá que ver si se para en esta casilla, o si McLaren habrá de buscar el bote en otra. Por lo pronto, su incorporación podría producir de forma indirecta el fin de la andadura del equipo Harding, y no añadir coches en el equipo en cuestión supondría una pérdida de coches a tiempo completo en parrilla, en lugar de un añadido. Por otro lado, la aparición de McLaren, y hacerlo potencialmente con un Chevrolet que solo cata éxitos con Penske, podría reajustar el balance de poder en la zona alta de la parrilla a nivel de equipos y motores, además de ofrecer más garantías para la Indy 500. Quien sabe si, entonces, cierto piloto asturiano se lo piensa mejor, aunque sea solo para el mes de mayo...

Fotos: IndyCar Media

Fuente: IndyStar

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto