¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarPato O'Ward y Colton Herta se estrenan en Sonoma con Harding

Los jóvenes pilotos mexicano y estadounidense han sido los grandes protagonistas del año en Indy Lights.

Ambos apuntan a un programa completo en 2019 con el apoyo de Andretti Autosport.

Herta se subirá al coche habitual del equipo, y O'Ward lo hará en una segunda unidad.

La última carrera de la temporada 2018 de la IndyCar, el Gran Premio de Sonoma, promete contar con una espectacular parrilla, anticipándose al gran crecimiento en participantes a tiempo completo que podría experimentar el próximo año. De momento, a los 22 coches que compiten toda la temporada, el tercer coche de Dale Coyne Racing y la participación a tiempo parcial de Mike Shank Racing, el equipo Harding Racing ha decidido añadir un segundo coche para esta prueba, con vistas a que esta expansión sea permanente en 2019. Y lo hace poniendo a dos nuevos pilotos al volante de sus coches.

Después del stint de tres carreras de Conor Daly, y de que Gabby Chaves recuperase su asiento para las dos últimas citas, Harding subirá en el #88 al estadounidense Colton Herta, subcampeón de Indy Lights este año con cuatro victorias en su haber, y que hará su debut en la máxima categoría americana. Herta, de 18 años, es el hijo del ex piloto Bryan Herta, que actualmente es copropietario de uno de los cuatro coches que alinea Andretti Autosport.

No en vano, Colton Herta ha pilotado para Andretti en Indy Lights y se espera que, gracias al apoyo de George Steinbrenner IV (hijo de 20 años del dueño de los New York Yankees), pueda competir a tiempo completo el próximo año: "Estoy super contento de tener mi primera oportunidad en IndyCar", asegura Herta, quien ya probó con el equipo en Portland a comienzos de agosto. "Mike Harding y Brian Barnhart me han apoyado mucho en este empeño, y no se me ocurre un lugar mejor para empezar. Hay demasiadas personas a las que dar las gracias por esta oportunidad, pero estoy muy agradecido a Harding".

A su lado, en el coche #8 que Harding hace debutar en esta prueba, Herta tendrá al hombre que le denegó la oportunidad de ser campeón, y que ha sido además su compañero, Patricio O'Ward. El piloto mexicano, de 19 años, se impuso con gran contundencia al obtener nueve victorias, incluídas seis en las últimas ocho carreras. Con el premio económico por ganar la Indy Lights a sus espaldas, y un posible apoyo de Andretti, también se espera que O'Ward sea capaz de cerrar un programa completo para 2018, algo importante de cara a una posible futura carrera en México.

Poco antes de ser anunciado, 'Pato' O'Ward tuvo la oportunidad de hacer un test con el equipo en Sonoma, y aseguró estar preparado para el desafío: "Es una gran responsabilidad, pero estoy listo para asumirla, y quiero llevar a la IndyCar de vuelta a México. Hay mucha gente que ha empezado a seguirme ahora, y ese seguimiento ha crecido mucho. Están hambrientos de alguien que pueda triunfar, poner la bandera en lo más alto del podio y ganar campeonatos y carreras en IndyCar, justo lo que yo quiero. Espero poder dárselo".

La participación de Herta y O'Ward en esta carrera, así como la potencial expansión de Harding en 2019, no deberían suponer un inconveniente para la posibilidad de que Fernando Alonso compitiese en IndyCar el año próximo con un coche del equipo, con Andretti y McLaren como co-propietarios, ya que la expansión de Harding sería independiente a este hecho. Con todo, la estrecha vinculación de ambos pilotos a Andretti Autosport aumenta las especulaciones sobre la posibilidad de que Harding se conviertiese en una especie de estructura junior de este equipo, el único de los grandes de la categoría en tener un equipo en Indy Lights.

Tras un precipitado debut en la US F2000 en 2014, donde solo pudo ser 15º, Herta desafió los límites de edad y lanzó su carrera en Europa, donde fue tercero tanto en la Fórmula 4 británica como en el EuroFormula Open. Su regreso a Estados Unidos, en Indy Lights, ha estado marcado por una gran velocidad, pero cierta falta de consistencia, que le acabó costando el título en sus dos temporadas: en 2017 fue tercero tras Kyle Kaiser y Santi Urrutia, pero batió a Matheus Leist y Zachary Claman DeMelo, los cuales han competido en IndyCar este año.

Pato, por su parte, también compitió en Europa, siendo séptimo en la Fórmula 4 francesa en 2014 antes de regresar a casa. Dos años en Pro Mazda le brindaron un sexto puesto y un subcampeonato en 2016, solo detrás de Aaron Telitz. En 2017, sin casi fondos, optó por pagar un peaje y renunciar a un asiento poco competitivo en Indy Lights para competir en el campeonato IMSA, donde fue campeón de la clase Prototype Challenge ganando siete de las ocho carreras junto a James French, adquiriendo una madurez clave para su triunfo de este año. En definitiva, dos de los grandes talentos de futuro de la categoría, haciendo su debut cara a cara en el mismo equipo, y con mucho que demostrar.

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto