¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarJuncos salta a tiempo completo junto a un ex-accionista de Williams F1

    Juncos volverá a asomar la cabeza en el competitivo mundo de IndyCar

    El equipo del argentino Ricardo Juncos volverá a la parrilla a lo grande, gracias al apoyo económico del empresario Brad Hollinger.

    Adelantarán el debut de la asociación a las tres últimas carreras de 2021.

    Juncos dice contar con "pilotos de Fórmula 1, IndyCar e IMSA" interesados en el asiento.

    Hay que irse a los años 90 para encontrar un 'overbooking' de potenciales competidores como el que la IndyCar Series va a afrontar el próximo año, y en varias de las últimas carreras en más de un caso. A las conocidas ampliaciones de Rahal Letterman Lanigan Racing y Meyer Shank Racing, más la posible de Arrow McLaren SP, y la mayor participación de equipos pequeños como Top Gun Racing, se le sumará un viejo conocido que volverá a la parrilla por todo lo alto: Ricardo Juncos y su equipo de carreras.

    Juncos Racing, que compite en las escaleras inferiores del automovilismo argentino desde 2009, ha estado presente en 15 carreras de IndyCar entre 2017 y 2019 con un 15º puesto como mejor resultado. Su tercera Indy 500, en la que coparon titulares cuando Kyle Kaiser dejó fuera de la prueba a Fernando Alonso con un coche reconstruido a contrarreloj, fue su última presencia antes de que el COVID-19 y la falta de patrocinios les llevase a vender su material. Ahora, el ex-mecánico de karting argentino iniciará su segunda aventura en la máxima competición estadounidense, tras anunciar hoy que su formación competirá a tiempo completo en la temporada 2022 con un vehículo.

    El apoyo económico necesario para dar ese paso proviene de Brad Hollinger, propietario de una empresa dedicada a la gestión de diversas instalaciones médicas, entre ellas hospitales generales y de rehabilitación. Su vinculación con el automovilismo se remonta a 2014, cuando entró en el accionariado de Williams F1 Team. Llegó a poseer el 15% del equipo al comprar las acciones de Toto Wolff y a ocupar el puesto de director no ejecutivo del equipo desde 2016 hasta que Dorilton Capital adquirió el 100% del capital de Williams en agosto de 2020.

    Hollinger ya había estado brevemente implicado en IndyCar, aliándose con el desaparecido equipo Belardi Racing para sus participaciones en la Indy 500 con James Davison, en ambos casos bajo el paraguas de estructuras ajenas (A. J. Foyt Racing en 2018 y Dale Coyne Racing en 2019). Su participación en este caso va más allá, hasta el punto de que el equipo se denominará Juncos Hollinger Racing, y su contribución permitirá, en palabras del propio Ricardo Juncos, que el equipo pueda permitirse elegir al ocupante de su vehículo.

    De hecho, para abrir boca, Juncos Hollinger formará parte de la parrilla en las tres últimas carreras de esta temporada, participando en los Grandes Premios de Portland, Monterey (Laguna Seca) y Long Beach, con uno o varios pilotos que aún no han sido definidos. «Ha sido un largo proceso, tuve a Brad de invitado VIP en la Indy 500 de 2017 y desde entonces hemos tenido una buena amistad. Y ahora viene aquí queriendo competir al máximo nivel», afirma Juncos en declaraciones a RACER. «Somos socios, y empezaremos a trabajar de forma sólida para que el equipo sea tan bueno como podamos hacerlo».

    Juncos también ha asegurado que el equipo seguirá usando motores Chevrolet, que cuenta con pilotos de Fórmula 1, IndyCar e IMSA en su lista de llamadas, y que la labor de Roger Penske como dueño de la categoría ha sido una garantía sólida para alcanzar el acuerdo. «Con la exposición limitada de la Fórmula 1 en los Estados Unidos, hay unas oportunidades de crecimiento significativas», asegura Hollinger. «Esa premisa me ha llevado a pretender un equipo de IndyCar con agudeza de ingenería, una cultura de excelencia y un palmarés de éxitos. Con una inyección de fondos para obtener el mejor material y talento, Juncos es un equipo preparado para ser ferozmente competitivo».

    En la actualiad, Juncos compite en Indy Lights con Toby Sowery y Sting Ray Robb, que ocupan la quinta y décima posición en la general, así como en Indy Pro 2000 con Reece Gold (3º), Manuel Sulaimán (6º) y Kyffin Simpson (8º). En estas categorías del Road to Indy es donde Juncos ha obtenido sus grandes éxitos, logrando los títulos de Indy Lights en 2015 y 2017, así como los de Indy Pro 2000 en 2010, 2014, 2017 y 2020, pero su transición a IndyCar resultó un compendio de frustraciones, pocos recursos y una deriva de pilotos de pago que no tuvo mucho recorrido. Ahora, todo puede cambiar para bien.

    Fuente: RACER / Fotos: IndyCar Media