Motor.es

IndyCarMcLaughlin domina en Portland y Álex Palou pierde toda opción de título

Desde la pole, el neozelandés controló el evento de principio a fin ante un Will Power que amplia su ventaja. Scott Dixon subió al podio tras ganar 13 puestos, y Josef Newgarden se complicó la vida con su octavo puesto. Palou solo pudo ser duodécimo, muy falto de ritmo con los duros.

McLaughlin domina en Portland y Álex Palou pierde toda opción de título
La gran racha de McLaughlin le mantiene en la pelea por todo. - IndyCar Media

7 min. lectura

Publicado: 05/09/2022 01:00

Continuando la tradición anual desde 2006, la pelea por el título en la IndyCar Series se decidirá en la última carrera de la temporada por 17º año consecutivo. Con más o menos opciones, cinco serán los aspirantes formales en Laguna Seca, liderados por Will Power, pero ninguno de ellos será el defensor del título. Álex Palou perdió toda opción a revalidar su corona en el Gran Premio de Portland, tras acabar duodécimo en una aciaga carrera que Scott McLaughlin dominó de principio a fin para conservar opciones.

La salida ya supuso el primer revés para Palou, que perdió posición con un Pato O'Ward que arrancaba con neumático duro, y perdió comba con los tres primeros al no poder superar al mexicano. Por delante, Christian Lundgaard superó a Power, pero no tuvo ritmo para presionar a un McLaughlin impertérrito durante todo el evento. El danés perdió la posición en su primera parada, en la cual Josef Newgarden escaló al sexto puesto con un 'undercut' tras un mal inicio. Después de un colosal inicio para alcanzar ese sexto lugar, David Malukas se hundió en su segunda tanda con unos duros que no le funcionaron en absoluto, al igual que a Felix Rosenqvist.

Palou montó neumáticos blandos en sus dos primeros stints, pero su segundo juego de gomas empezó a venirse abajo muy pronto, y perdió posición con Newgarden y Graham Rahal antes de detenerse de nuevo. En cabeza, McLaughlin obtuvo un margen de seis segundos que empezó a gestionar, y Lundgaard cedió otros dos puestos con O'Ward (parada) y Newgarden (en pista). Fue durante este stint en el que la carrera de Palou se terminó de derrumbar con su primer juego de duros, perdiendo cuatro posiciones en pista con competidores que montaban el blando en ese momento.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Al llevar duros los dos líderes, O'Ward hizo el amago de acercarse a Power hasta que este respondió alejándolo un poco. Justo antes de su última parada, McLaughlin se encontró a un Felix Rosenqvist que acababa de hacer la suya y perdió buena parte de su ventaja, permitiendo a Power y O'Ward acercarse mientras Newgarden se ubicaba a cinco segundos. Todos ellos hicieron su última parada en la vuelta 80, a 30 del final, y Newgarden terminaba con un juego de duras con el que confiaba en aguantar el margen de nueve segundos con un sólido Alexander Rossi.

Mientras, de forma lenta pero segura, Scott Dixon seguía avanzando posiciones. Con su estilo característico, la 16ª posición de salida del hexacampeón neozelandés se convirtió en una undécima tras la primera parada y en novena tras la segunda detención, y la sexta tras la parada final por delante de Graham Rahal. Su gran ocasión para completar la remontada llegó en la vuelta 84 con la única bandera amarilla de la carrera causada por Rinus VeeKay, que tiró a la basura su octava posición. Mientras intentaba doblar a Jimmie Johnson, calculó mal y le hizo chocar con el muro de la recta principal.

Power se defendió en la salida de un ataque de O'Ward, y una situación similar entre Rossi y Newgarden permitió a Dixon pasarles a ambos a la salida de la chicane. Una vuelta más tarde, Dirección de Carrera determinó que O'Ward había bloqueado un intento de adelantamiento de Dixon y le ordenó ceder la tercera posición. Newgarden y Palou, mientras, se quedaron vendidos al ser los únicos pilotos con neumático duro: el americano cayó paulatinamente a la octava posición, comprometiendo seriamente sus opciones de título.

Power y Dixon se mantuvieron a poca distancia de McLaughlin, pero no llegaron a intimidarle. El piloto de Penske había sido el único de 2022 en ganar desde la pole en St. Petersburg, y logró reeditar este hecho en el momento decisivo para situarse cuarto en la general, aunque aún con opciones reducidas. Sin lograr el requerimiento de terminar por delante de Power, el mexicano O'Ward vio como su cuarta posición le descartaba también de la pelea por el título, al igual que un Palou que acabó superado en las vueltas finales por un Marcus Ericsson que no logró imitar la remontada de Dixon desde el 18º puesto.

Graham Rahal completó el top 5 con su segundo mejor resultado del año, batiendo a un Colton Herta que fue de menos a más y a Rossi. Entre medias podría haber terminado Lundgaard, pero su ataque en la vuelta 96 resultó en una embestida de un cartel en el interior de la chicane que se le quedó anclado en el alerón delantero, obligándole a parar en pits. De ello se beneficiaron también Callum Ilott, cuyo noveno puesto por delante de Rosenqvist supone el segundo top 10 de Juncos Racing en la categoría.

Con estos resultados, Power ha ampliado su ventaja al frente de la general hasta unos decisivos 20 puntos, tanto con Newgarden como con Dixon. Un tercer puesto en Laguna Seca le otorgaría el título en cualquier circunstancia, y un séptimo o un octavo también serviría si sus principales oponentes no vencen. Bastante más complicado lo tendrán Ericsson (-39) y McLaughlin (-41), pero si la versión de Power de 2010-11 se interpone en la conquista de su segundo campeonato, nunca se sabe... Para Palou, por desgracia, esa discusión tendrá que reiniciarse el año próximo, seguramente vestido de naranja.

La diferencia de puntos entre los 10 primeros, a falta de una sola carrera.

RESULTADOS COMPLETOS DEL GP DE PORTLAND

Fotos: IndyCar Media

Compártela en:

Pixel