¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarSantino Ferrucci regresa a los circuitos con Coyne en un tercer coche

El piloto estadounidense disputará los Grandes Premios de Portland y Sonoma, las dos últimas carreras del año.

Tras su polémica salida de la Fórmula 2 este verano, Ferrucci busca competir en IndyCar el año próximo.

"Hemos tenido conversaciones muy largas, y estamos deseando ver qué hace con esta oportunidad".

Menos de dos meses después de sus polémicas acciones en Silverstone, Santino Ferrucci volverá a ponerse al volante de un monoplaza. El piloto estadounidense, que competía para Trident en Fórmula 2 esta temporada, fue despedido a mediados de julio después de que varios incidentes internos a lo largo del año desembocaran en colisiones voluntarias con su compañero en pista, y un comportamiento inapropiado fuera de la misma, llegando a publicar a posteriori una disculpa poco acertada que ha borrado recientemente.

No obstante, el piloto de Connecticut, de 20 años, recibirá una segunda oportunidad en la IndyCar, una categoría en la que ya debutó este año compitiendo en la doble prueba del Gran Premio de Detroit sin mucha fortuna en carrera (abandono y 20º puesto). Ferrucci compitió para Dale Coyne Racing, cubriendo la baja del lesionado Pietro Fittipaldi, y con ellos repetirá en esta ocasión, al llegar a un acuerdo para participar en las dos últimas carreras de la temporada.

Dado que Fittipaldi ya se ha recuperado de sus lesiones, Ferrucci disputará los Grandes Premios de Portland y Sonoma en un tercer monoplaza, un esfuerzo que el equipo Coyne solo ha efectuado cuatro veces fuera de la Indy 500 desde su fundación en 1984 (Long Beach en 1999, y otras tres ocasiones en 1991). Ferrucci correrá en el monoplaza número 39, un número que Coyne ya empleó entre 1991 y 1994, gracias al apoyo de una empresa metalúrgica, la cual ya era su patrocinadora principal en Fórmula 2. Curiosamente, el fin de semana de Portland es el mismo que el de la ronda de la F2 en Monza, en la cual habría podido volver a la competición de haber seguido en Trident.

"Estoy extremadamente agradecido a Coyne por darme la oportunidad de volver a pilotar un IndyCar", afirma Ferrucci en el comunicado oficial. "Me lo pasé muy bien con ellos en Detroit, y no podría estar más entusiasmado por volver para un par de carreras, antes de mirar al futuro e iniciar el próximo capítulo de mi carrera". Asimismo, Dale Coyne ha alabado "su profesionalidad y madurez fuera del coche" en Detroit, y ha asegurado que él y su equipo han tenido "conversaciones muy largas con él estos últimos meses y (...) estamos deseando ver qué hace con esta oportunidad".

Después de que su carrera en Europa, la cual nunca gozó de grandes destellos de brillantez, haya quedado prácticamente sentenciada a raíz de los incidentes en Silverstone, Ferrucci busca reanudar su actividad deportiva en la IndyCar, dejándose ver en el paddock en la última carrera en Mid-Ohio con el objetivo de iniciar conversaciones de cara a un posible asiento en 2019, siendo Coyne uno de los mejores posicionados. Todo ello, si la demanda por impago que le interpuso Trident no complica las cosas.

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto