¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Jaguar Land Rover desarrolla una tecnología contra el mareo

    Jaguar y Land Rover desarrollan una tecnología contra los mareos

    Los mareos de los pasajeros a bordo de los coches es uno de los grandes males, pero de difícil solución. Los diferentes estudios apuntan a causas muy diferentes. Pero Jaguar Land Rover está desarrollando una tecnología especial para evitarlos, especialmente en conducción autónoma.

    Son pocos los fabricantes de coches que cuentan con un departamento médico al servicio de la tecnología. Jaguar y Land Rover es uno de los consorcios que utilizan la medicina para el desarrollo de soluciones que permitan aumentar el confort de los pasajeros. La última novedad tiene que ver con los mareos a bordo.

    Diferentes estudios apuntan a la disposición orgánica de cada individuo, pero también al estilo de conducción. Las pruebas en carretera de los técnicos de las dos marcas británicas -32.000 kilómetros- han aportado datos muy interesantes, definiendo los mareos como una consecuencia del movimiento. De hecho, en el argot se conocen como mareos por movimiento o enfermedad del movimiento.

    El departamento médico de JLR explica que los mareos, que afectan a más del 70% de la población, se producen cuando los ojos reciben información distinta a la detectada por el oído, la piel o el cuerpo. Un problema que también afectará a la conducción autónoma de nivel 3 y sucesivos, y para los que los británicos ya tienen solución.

    Se trata de una potente plataforma de avanzada tecnología, compuesta de sensores biométricos que evalúan permanentemente a los pasajeros, a la vez que se controlan los valores de aceleración, el frenado y el posicionamiento dentro del carril reduciendo hasta en un 60% las posibilidades de sufrir un mareo.

    Un potente algoritmo, que cuenta con múltiples patrones fruto de lo 32.000 kilómetros de pruebas realizadas, se encarga de ir variando constantemente la dinámica de conducción, un sistema adaptativo cada 10 milisegundos, totalmente imperceptible, y que elimina el movimiento de baja frecuencia en la carretera que provoca las náuseas. Se trata de una tecnología más del programa «Destination Zero» que vela por una mayor seguridad y eficiencia, y que se irá implantando en los futuros modelos de las dos firmas

    La configuración dinámica de los futuros Jaguar y Land Rover variará para evitar los mareos
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto