¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Jean Todt abre las puertas a la hibridación de los WRC

    Jean Todt, máximo dirigente de la FIA, no descarta que la nueva generación de World Rally Cars puedan montar algun sistema híbrido.

    La normativa de la actual generación de vehículos se extenderá como mínimo hasta 2020 para amortizar la inversión de los fabricantes.

    No es un secreto que el automovilismo se está abriendo a nuevos conceptos de movilidad. La tecnología híbrida ha llegado al WEC o a la Fórmula 1, mientras que los vehículos eléctricos ya son una realidad en la Fórmula E o en Pikes Peak. Incluso el World Rallycross se ha embarcado en un futuro 100% eléctrico a corto plazo. Sin embargo, hay disciplinas como el WRC que aún son reacias a estas tecnologías, por su complejidad técnica y su elevado coste de desarrollo. Con todo, Jean Todt no descarta la hibridación de la futura generación de World Rally Cars, aunque de momento no señala una vía clara.

    El WRC se encuentra en un momento bastante dulce. El reglamento que regula los actuales World Rally Cars es un completo éxito. Como resultado, el certamen disfruta de unos coches realmente espectaculares y de la implicación de cuatro fabricantes como son Citroën, Hyundai, Toyota y Ford. Cuatro fabricantes que a su vez han convertido la categoría R5 en una fuente de financiación y un perfecto puente para que los pilotos más jóvenes pueden desarrollar sus habilidades en la categoría WRC2. Por ende, Jean Todt e Yves Matton tienen una difícil papeleta a la hora de diseñar el futuro reglamento técnico de la categoría reina del Mundial.

    Los fabricantes quieren amortizar la gran inversión que han hecho en la actual generación de World Rally Cars, lo que choca de frente con el desarrollo de una tecnología híbrida. Controlar los gastos es clave y por ello la única vía para la hibridación del certamen sería con un sistema estándar. Aun así, Jean Totd no cierra puertas: "El mundo está progresando. No hay todavía un sistema de baterías que le permita conducir un rally eléctrico de 200 kilómetros. Pero quién sabe, tal vez un día la pila de hidrógeno nos abra nuevas posibilidades. El automovilismo no es sólo espectáculo, también lo veo como un laboratorio y vamos a estudiar todas las opciones".

    Fuente: Rallye-Magazin / Fotos: Hyundai Motorsport