¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Joan Mir acaricia el título de MotoGP tras su primer triunfo en el GP de Europa

    Joan Mir acaricia el título de MotoGP tras su primer triunfo en el GP de Europa
    Joan Mir, al manillar de la Suzuki que le tiene al borde del nirvanaSuzuki Team ECSTAR
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández4 min. lectura

    El piloto mallorquín batió a su compañero Álex Rins, y la caída de Fabio Quartararo le pone el título en bandeja de plata.

    Mir ya no necesita asumir riesgos: dos novenos puestos le harán campeón.

    Pol Espargaró completó el podio para KTM, en otro día aciago para Yamaha.

    Su nombre ya no pasará a los libros de historia junto al de Emilio Alzamora. O al enorme ábaco de pilotos que nunca ganó una carrera. Solo le falta inscribirse en la selecta lista de campeones del mundo de MotoGP. Joan Mir ha obtenido este domingo en Cheste su primera victoria en la máxima cilindrada, al imponerse en el Gran Premio de Europa sobre su compañero Álex Rins, y ha ampliado su ventaja notablemente hasta los 37 puntos, casi insalvables a dos carreras del final.

    Desde la quinta posición en parrilla, Mir tardó poco en superar a Johann Zarco y Takaaki Nakagami, y su situación de campeonato quedó más despejada cuando Fabio Quartararo se cayó en la curva 6 simultáneamente junto a Aleix Espargaró. Rins se hizo en la segunda vuelta con el liderato a costa de Pol Espargaró, quien cedió pocas vueltas después ante la segunda Suzuki. Ahí se abrió la partida de ajedrez, con un Mir ponderando entre conservar su ventajosa situación en el campeonato, o asumir riesgos en pos de la esquiva victoria, con la KTM de Pol pegada a ambos pilotos.

    Nuevo podio para Pol Espargaró, al que le sigue faltando solo la victoria en KTM / @ KTM Factory

    Pasadas 16 vueltas, Rins aclaró la situación al irse largo en la curva 8 y perder el liderato, algo que el piloto catalán atribuyó a un error al bajar marchas. Mir vio la oportunidad e imprimió un gran ritmo que su compañero solo pudo seguir a marchas forzadas. Nada cambiaría ya hasta el final, obteniendo Mir su primera victoria mundialista desde su décimo y último triunfo en Moto3 en Sepang hace tres años. Su gran actuación no solo brindó a Suzuki su tercer doble podio consecutivo, si no también el primer doblete de la marca nipona desde que Randy Mamola, Virginio Ferrari y Loris Reggiani coparon el podio en la última carrera de 1982, el GP de Alemania en Hockenheim.

    Con 37 puntos de ventaja sobre Rins y Quartararo (quien sumó dos puntos), Mir solo necesita dos novenos puestos en los GP de Valencia y Portugal para hacerse con el título, y podría ser campeón ya la próxima semana con un podio. Pol Espargaró se conformó con su cuarto podio de 2020, manteniendo a raya a un Takaaki Nakagami que se quedó más cerca que nunca de su primer cajón, y Miguel Oliveira arañó su tercer top 5 de 2020. Por detrás, carreras anónimas del resto de contendientes, con Dovizioso en tierra de nadie y las Yamaha fuera del top 10. Cheste podría haber dictado ya sentencia, y es bastante probable que lo haga del todo dentro de siete días.

    Fotos: Suzuki Team ECSTAR