¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Koenigsegg Regera alcanza un nuevo récord de velocidad [vídeo]

    Koenigsegg RegeraKoenigsegg

    El Koenigsegg Regera es uno de los modelos más lujosos del mercado. Un hypercar con todas las letras del nombre de la marca sueca, y del modelo, capaz de ofrecer unas sensaciones únicas, gracias a sus 1.480 CV. Tan exclusivo como las pruebas de calidad a las que se somete, con una prueba de velocidad máxima antes de enviarse al cliente.

    Cada fabricante tiene sus propios protocolos en cuanto a pruebas de calidad y verificaciones antes de enfilar el transporte con destino a los concesionarios. En el caso de las marcas más exclusivas del mercado, es un proceso más concienzudo que no solo afecta a la carrocería y el estado de la pintura. Esta cuestión es lo de menos, cuando bajo la carrocería, el tren de propulsión cuenta con 1.480 CV.

    Tan salvaje cifra de potencia merece echar algo más que vistazo a la mecánica, y aunque los hypercar son montados a mano y siempre hay más de dos ojos pendientes, fabricantes como Koenigsegg cuentan con exclusivos programas de calidad. Un modelo del que solamente se han fabricado 80 unidades y su precio está a la altura de las prestaciones: más de 900.000 Euros cuesta el Koenigsegg Regera.

    Una cámara en uno de los prototipos del Koenigsegg Regera registra cuándo alcanza la velocidad punta

    Ahora se entiende más claramente que, una vez terminada la producción de cada unidad, una de las pruebas fundamentales sea sacar a las pistas al hiperdeportivo y poner a prueba su sistema de propulsión híbrida, arrancando el potente motor de gasolina V8 de 5.0 litros y sus tres motores eléctricos que rinden una potencia total de 1.480 CV, que se traslada al suelo a través de una caja de cambios con una sola velocidad.

    Se trata de una prueba de velocidad máxima, a pesar de que no es la punta homologada, en la que cada unidad producida acelera al máximo hasta alcanzar los 300 km/h, sin ningún tipo de problemas. Una prueba que se transformó en un nuevo récord, superando el tiempo del One:1 al parar el cronómetro en solo 11,65 segundos. Un tiempo que se ha traducido en un nuevo récord para la firma.

    Una cifra de auténtico récord, como el valor de aceleración de 0 a 100 km/h que es de 2,8 segundos, o su velocidad máxima de 400 km/h. Una cifra a la que el modelo de de fibra de carbono llega en poco apenas una décima menos de los 31,5 segundos. Números que realmente justifican pruebas de calidad tan exhaustivas, que pueden ser calificadas como abrumadoras para algunos, pero que para la reputación e imagen de Koenigsegg son más que fundamentales.

    Fuente: Koenigsegg