¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Vulcanol, la revolucionaria tecnología de Koenigsegg para sus futuros hypercar

    Detalle de la plataforma del Koenigsegg Gemera, un hypercar de 1.700 CVKoenigsegg

    Y no es para menos, porque la marca sueca especialista en el desarrollo de hypercars pretende revolucionar el mercado con esta sorprendente tecnología. Koenigsegg trabaja con un nuevo combustible sintético al que han bautizado como Vulcanol. Como su propio nombre indica, se basa en los volcanes.

    Los fabricantes de grandes deportivos buscan soluciones para mantener los motores de combustión, prácticamente al precio que sea. Y es que las investigaciones que una gran mayoría están llevando a cabo requieren unas ingentes cantidades de dinero. Los híbridos enchufables no son la solución, los hypercar eléctricos son una realidad, pero como el motor de combustión nada. Los combustibles sintéticos son los únicos capaces de mantenerlos.

    Y cada marca está investigando por su parte esta tecnología. Desde algas hasta la basura, pero nada hacía pensar en que Koenigsegg se sacara de la manga un biocombustible al que han llamado «Vulcanol». Solo su nombre ya da una cierta idea de por dónde van los tiros que, efectivamente, Christian von Koenigsegg, el propietario de la marca, ha confirmado en una entrevista en «Bloomberg».

    Foto Koenigsegg Gemera
    El exclusivo Koenigsegg Gemera equipa un motor de combustión que funciona con E85 y metanol

    Vulcanol, el combustible sintético que explora Koenigsegg

    El mandatario ha señalado que se trata de «una tecnología de Islandia, se desarrolló aquí, durante la cual las emisiones de CO2 de volcanes parcialmente activos se capturan y luego se convierten en metanol». El combustible sintético ya se está produciendo en la isla del norte de Europa, siendo hasta un 90% más limpio que los combustibles fósiles convencionales. Incluso, este porcentaje puede elevarse todavía más si los motores de combustión interna se equipan con tecnologías de purificación de los gases de escape, eliminando las partículas nocivas.

    La empresa con sede en Ängelholm, Suecia, está dedicando esfuerzos especiales a este nuevo combustible, del que considera que puede ser «divertido», admitiendo también que necesita un largo desarrollo por delante para alcanzar la madurez obligada para llevarlo a una producción. De hecho, la firma se abre a nuevos campos, a nuevas soluciones de movilidad y también a un mercado de mayor volumen que los hiperdeportivos.

    Y es que uno de los grandes problemas de estas creaciones únicas es precisamente su propulsión. La electrificación es obligada, pero la actual generación de baterías añade entre 500 y 600 kilogramos a un modelo cuya finalidad es ofrecer unas sensaciones únicas en un circuito, por lo que el lastre extra perjudica las prestaciones. Aún así, Koenigsegg ha demostrado ser eficiente con motores de combustión que se alimentan de combustibles sostenibles, incluso controlando las combustiones en el momento y la cantidad precisa.

    Fuente: Bloomberg