¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La industria del motor británica podrá respirar durante dos meses, no hay «Brexit» duro

    La industria del motor británica podrá respirar durante dos meses, no hay «Brexit» duro
    Producción de turismos en el Reino Unido en noviembre de 2020SMMT
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    El acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido para el «Brexit» pactado da un balón de oxígeno para la industria del automóvil, sobre todo la británico. El acuerdo se pondrá en marcha provisionalmente, no habrá aranceles ni incrementos de precios (de momento).

    El acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido a cuenta del inminente «Brexit» fue todo un regalo de navidad, llegó el 24 de diciembre. Este acuerdo va a ponerse en marcha a partir del 1 de enero de 2021, evitándose el tan temido «Brexit» sin acuerdo, que habría sido catastrófico.

    Este acuerdo se aplica provisionalmente, ya que tiene que ser ratificado tanto por el Parlamento Europeo como por su equivalente británico. Teniendo en cuenta el devenir de los acontecimientos, esto último no hay que darlo por seguro a pesar de la mayoría tory (conservadora) en Westminster capitaneada por Boris Johnson.

    Al menos durante enero y febrero no habrá aranceles en el movimiento de mercancías a un lado y al otro del Canal de La Mancha, pero sí habrá controles fronterizos y de visados. Todos los bienes que el Reino Unido exporte a la Unión Europea deben cumplir las mismas normas que los estados miembro, y eso se va a comprobar.

    Producción de turismos en el Reino Unido hasta noviembre de 2020 - Fuente: SMMT

    Dichos controles ya suponen una contrariedad, ya que el flujo de camiones no va a ser tan ágil ni por vía marítima ni a través del tren del Eurotúnel. Hablamos casi 10.000 camiones diarios. Eso obliga a la industria del automóvil a trabajar con más existencias para evitar cuellos de botella.

    De toda la incertidumbre que ha provocado el proceso del «Brexit», se quita de enmedio la parte más dura: aranceles al 10% a ambos lados de la frontera y controles fronterizos más estrictos y burocracia aduanera extra. Dentro de todo lo malo, son buenas noticias especialmente para los fabricantes en el Reino Unido.

    Este acuerdo permitirá mantener la viabilidad de numerosas fábricas en el Reino Unido

    El caos que vimos recientemente por el cierre de fronteras de Francia, por motivo de la nueva variante del COVID-19, había sido una especie de ensayo general ante lo que habrían sido las aduanas: kilómetros de cola de camioneros desesperados por cruzar el Canal. Y un caos completo en cualquier cadena logística que se preciase, claro.

    Producción de vehículos comerciales en el Reino Unido en noviembre de 2020 - Fuente: SMMT

    Para la industria británica del motor ha sido un muy mal año

    Se han juntado dos factores fatídicos, primero la incertidumbre generada por la separación con la UE -principalmente, debido a los políticos británicos-, y en segundo término, obviamente, el propio coronavirus y todo lo que ha implicado.

    En lo que llevamos de año, se han producido en el Reino Unido (enero-noviembre) 380.809 turismos, lo que significa un desplome acumulado del 31% respecto a enero-noviembre de 2019. El gráfico sobre estas líneas es muy contundente, la producción lleva cayendo tiempo, solo por el efecto «Brexit» en sí.

    En torno al 82% de la producción de turismos de 2020 fue para exportación

    Respecto a la producción de vehículos comerciales, el bajón no ha sido tan contundente, porque hablamos de 60.000 unidades entre enero y noviembre, lo cual "solo" es un 16,1% de caída. El auge del comercio por Internet, y la mayor demanda doméstica de furgonetas, ha hecho de colchón. Casi el 56% han sido para exportación.

    Producción de motores en el Reino Unido en noviembre de 2020 - Fuente: SMMT

    También se ha notado -y mucho- la caída en la producción de motores, ha caído todos los meses de 2020. El desplome acumulado hasta noviembre ha sido del 28,2%, según los datos de la SMMT. En otras palabras, de 2.368.961 motores entre enero-noviembre de 2019 a 1.701.632 en el mismo periodo de 2020. El 61% se ha exportado.

    Estos días algunas fábricas han parado, la mayoría debido a las fiestas navideñas, otras por falta de demanda de vehículos debido a la pandemia o los resultados comerciales. Ahora la esperanza del sector es que no haya más obstáculos políticos, se acepte el acuerdo firmado el 24 de diciembre, y haya ya algo de seguridad.

    Sin embargo, tampoco hay que despreciar el efecto de la nueva variante del coronavirus, más contagiosa y con mayor porcentaje de asintomáticos, por lo que las cifras de hospitalizados y fallecidos, lamentablemente, van a seguir subiendo. Más confinamientos duros es, sin duda, algo malo para el negocio.