¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Lexus LC 500 vs Lexus LC 500h: por cuál decantar la balanza

Para algunos, tener un bolsillo tan pudiente como para poder comprar un deportivo de lujo no es un problema, pero aún teniendo la cantidad suficiente resulta difícil declinarse entre el Lexus LC 500 alimentado por gasolina o el híbrido LC 500h, un mismo modelo con dos niveles de potencia y una entrega diferente con un comportamiento sobresaliente, una difícil elección.

Vanguardista, la carrocería del nuevo Lexus LC no sólo es un reflejo de deportividad sino también de lujo, un auténtico "rompedor de cuellos" allá por donde pase

Cada vez es más común que los grandes fabricantes lancen modelos especiales de auténtico lujo anticipados con un concepto muy fiel al modelo de producción. Es lo que engancha a los clientes súper exclusivos, y es lo que ofrece el Lexus LC con una carrocería que destila elegancia y deportividad, mientras que en su interior el lujo es su cualidad más destacada.

Elegido como "Mejor coupé 2017 para Motor.es", hay algo que todavía no termina de convencer a los clientes, y es la mecánica híbrida. Aunque muchos están dando el paso, otros tantos todavía no ven eso de contar con un gran deportivo aparcado en el garaje pero capaz de moverse propulsado por electricidad dejando de lado una alternativa a considerar y apostando por modelos de otras marcas que ofreciendo el mismo nivel de lujo y haciendo girar cabezas allá por donde pasa, por ejemplo, el consumo de combustible puede llegar a ser de risa.

En el caso del Lexus LC la elección es un poco complicada -y gracias que sólo cuenta con dos versiones frente a algunos rivales que tienen una gama más amplia- especialmente porque se ofrece con los LC 500 y LC 500h, el primero un bloque de ocho cilindros en V con 5.0 litros y el segundo, un híbrido con un motor eléctrico asociado a un motor de seis cilindros en V. Pero dejando a un la arquitectura del motor, lo importantes e poner las cartas de cada uno descubiertas encima de la mesa y analizar las prestaciones que ofrecen las dos versiones del deportivo de Lexus que puedes ver en la siguiente tabla.

Poderoso. Detalle del motor de ocho cilindros en V y 5.0 litros que anima al Lexus LC 500

* Valor inferior del consumo se refiere a llanta de 20 pulgadas (equipamiento Luxury) y el valor máximo a las de 21 pulgadas de diámetro (equipamiento Sport +) / ND: Dato No disponible

El Lexus LC está disponible en dos niveles de equipamiento -Luxury y Sport +- y en el caso del primero cuenta con un sistema de escape activo que proporciona un sonido especial del motor, más deportivo y con un ronroneo que invita a pisar, lo cual no es proporcional en el caso de la versión híbrida.

Pero tampoco lo es el comportamiento dinámico; cada una de ellas tiene una calibración especial de la caja de cambios automática de diez velocidades, más rápida en el V8 que en el híbrido. Además, ambos cuentan con diferentes modos de conducción seleccionables en la caja de cambios, por lo que podemos trazar curvas en algunos tramos de montaña y "buscarle las cosquillas".

A pesar de tener en cuenta las grandes proporciones, alguna nos encontraremos en momentos si bien en el caso del híbrido es un poco más lento en las reacciones y es que no dispone del fulgurante par motor que sí dispone la versión V8, ya que la diferencia de peso no es un argumento importante con sólo 50 kilogramos entre uno y otro.

El cuidado aspecto interior apuesta más por un sobresaliente nivel de lujo que de deportividad invitando a realizar largos viajes a bordo

En el interior, está revestido con los mejores materiales, los niveles de acabado son muy altos y no porque se trate de un modelo de tal categoría y precio, sino que es una norma en la marca japonesa, con ajustes perfectos entre los paneles y con unos niveles de tolerancias justas.

Y aunque ofrece un aspecto muy lujoso al que no se puede reprochar casi nada, lo cierto es que salvo algunos detalles como los pedales y el reposapiés de aluminio, no es tan deportivo como pudiera ser, lo cual se refuerza por la idea de que es más un Gran Turismo para disfrutar viajando.Elijamos cualquiera de los dos niveles disponibles, podemos contar con dos unidades completamente iguales y solamente distinguibles por su sistema de propulsión.

Nosotros hemos tenido ocasión de ponernos a los mandos de las dos versiones y después de haberlos probado (ver Primeras impresiones gama Lexus LC) surge la duda: cuál de los dos elegir porque los dos son muy efectivos. En mi caso personal, he de decirte que no soy un experto en conducción en circuito, por lo que no voy a explorar más asfaltos que el de una carretera convencional pero sí es cierto que me gusta mucho conducir, no me es estresante ni me cansa, al contrario, lo disfruto y en carreteras de montaña me gusta divertirme un poco, y aunque los dos ofrecen un alto nivel de confort, en mi caso me decantaría por la opción híbrida.

En primer lugar, porque elegir la opción alimentada exclusivamente con gasolina es continuar con una tendencia que ofrecen otros muchos modelos del mercado del mismo nivel del Lexus LC, pero el hecho de poder rodar con un gran deportivo en ciudad y carretera con unos consumos impropios de un modelo con más de 350 caballos y con unas prestaciones muy elevadas, considero que es una opción que me es más gratificante que contar con un centenar más de caballos y un sonido más bronco.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto