¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La Ley de Bosques pone en peligro el Rally de Gales

    La ley de bosques y utilización de los caminos forestales ha sido endurecida por el gobierno, lo que provoca que el organizador del Rally de Gales se enfrente a un cánon un 90% mayor en relación a ediciones anteriores del rally.

    Organizar una prueba del WRC es casi tarea de riesgo y en las últimas semanas se ha podido comprobar. El Rally de Australia vivió días de angustia tras ver como el gobierno retiraba parte de la ayuda estatal para organizar la prueba, aunque todo quedó en un susto y las aguas volvieron a su cauce. En esta línea parece que el Rally de Polonia también arrastra problemas económicos, aunque el último en sumarse a esta nefasta lista es el Rally de Gales. La histórica prueba se ha visto afectada por un cambio aprobado por el Gobierno del país.

    La ley de bosques está suponiendo un quebradero de cabeza para el Rally de Gales, toda vez que el acuerdo firmado en la actualidad caduca el próximo 31 de mayo, acogiéndose todos los eventos posteriores a la nueva normativa de uso de las pistas forestales. Además de endurecer las condiciones para su utilización, el cánon de uso de los caminos forestales se ha encarecido en un 90% respecto a las anteriores tarifas, lo que supone un gasto ciertamente complicado de asumir para el promotor de una prueba que se disputa entre los días 27 y 30 de noviembre.

    El promotor del Rally de Gales y la National Resource Wales han comenzado a negociar, pero de momento el acuerdo queda lejos. El organismo gestor de los recursos forestales del país tiene una postura dura y férrea, toda vez que estima que los gastos de conservación de las pistas forestales derivados de la celebración del último Rally de Gales asciende a 830.000 euros, una cifra que contrasta con los 427.000 euros que en teoría pago el promotor en concepto de cánon por la prueba. Este condicionante podría afectar a la celebración de la prueba o en un caso menos doloroso, obligar a modificar el recorrido para disminuir el kilometraje en los bosques gestionados por el NRW.

    Fotos: Red Bull Content Pool

    Fuente: Autosport