¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Lola-Drayson B12/69EV¿Un coche eléctrico a 320 km/h?

    El prototipo Lola-Drayson B12/69EV se prepara para batir el próximo 25 de junio el récord mundial de velocidad en tierra logrado con un vehículo eléctrico de competición. Drayson Racing Technologies y Lola Group, desarrolladores del vehículo, estiman que es posible alcanzar los 320 km/h. El coche tiene 600 CV y pesa 1.000 kilos.

    Drayson Racing Technologies ha anunciado que su prototipo Lola-Drayson B12/69EV tratará de batir el récord mundial de velocidad en tierra de un vehículo eléctrico de carreras, esperando alcanzar una velocidad de 320 km/h. El intento de récord tendrá lugar el próximo 25 de junio, en el aeródromo de Elvington (Gran Bretaña).

    El aspirante a coche eléctrico más rápido del mundo es fruto de la colaboración entre Drayson Racing Technologies y Lola Group. El B12/69EV se desarrolla a partir del B10 LMP, que utilizaba un motor Judd V10 de 5,5 litros que empleaba biocombustible, aunque con las convenientes modificaciones necesarias para adaptarse a su nuevo sistema de propulsión eléctrico y planteándose como alternativa eléctrica a los actuales prototipos de Le Mans.

    Su peso es de 1.095 kg y YASA Motors ha sido el encargado de desarrollarlo, reemplazando la mecánica de combustión por cuatro motores eléctricos YASA-750H con un conjunto de baterías de ión litio fosfato. El B12/69EV de competición ideado para Le Mans tiene 850 CV de potencia y cada pareja de motores envía su fuerza a una rueda trasera.

    Para el intento de récord, el B12/69EV de carreras recibirá algunas modificaciones. Para empezar los cambios mecánicos harán que baterías y motores sean más pequeños y ligeros por lo que su potencia sea menor, rondando los 600 CV, pero también consigue reducir el peso del conjunto, que se espera que esté por debajo de los 1.000 kilos. La carrocería también recibirá cambios para reducir la resistencia aerodinámica y el chasis Lola se modificará para maximizar la tracción.

    Lord Drayson, CEO y cofundador de Drayson Racing Technologies, explica que “no es la velocidad pura y simple lo que es impresionante de este intento de récord, sino el desafío de ingeniería que supone acelerar un vehículo eléctrico de 1.000 kg a una velocidad tan alta y mantener esa velocidad durante más de una milla, antes de detenerse con seguridad, todo dentro de una distancia relativamente corta, y a continuación darse la vuelta y volver a hacerlo en una hora”.

    El prototipo deberá mantener la máxima velocidad posible a lo largo de 1,6 kilómetros (una milla), y cabe mencionar que el aeródromo de Elvington tiene menos de tres kilómetros de longitud. Para validar el récord, deberá hacer una pasada en cada sentido (en menos de una hora entre ambas) y el récord será la media de la velocidad en las dos tandas.

    El actual récord está fijado en 281,6 km/h y se estableció por Battery Box General Electric en 1974, hace ya casi cuatro décadas. “Es un gran desafío técnico, pero creemos que es hora de que alguien logre este récord para demostrar hasta qué punto ha llegado la tecnología eléctrica”, asegura Lord Drayson.

    Fuente: Drayson Racing

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto