¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Lucas Di Grassi cree que el DTM no necesita ser una serie eléctrica

    Lucas Di Grassi cree que el DTM no necesita ser una serie eléctrica
    El DTM ha tenido una primera temporada bajo normativa GT3 con luces y sombras.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    El DTM ha apostado por la normativa GT3 como puente entre los vehículos 'Class 1' y los coches eléctricos que definirán su futuro.

    Sin embargo, Lucas Di Grassi como piloto en la Fórmula E considera que el DTM no necesita utilizar vehículos eléctricos para ser relevante.

    La aventura 'Class 1' en colaboración con el Súper GT le explotó en la cara al DTM. Sin margen de maniobra para adelantar sus planes de electrificación, la serie gestionada por ITR ha tenido que acogerse a la normativa GT3. Incluso con pequeños ajustes que marcan diferencias con otras series, el DTM ha pasado de ser un campeonato con una normativa exclusiva a compartir base técnica con un gran número de campeonatos. Por ese motivo, el DTM quiere dar el salto a la competencia eléctrica lo antes posible y se mira 2023 como primer año de una nueva etapa. Sin embargo, Lucas Di Grassi considera que el DTM no necesita volverse eléctrico para seguir siendo una serie relevante. El piloto de Fórmula E es embajador de la ONU y firme defensor de la movilidad cero emisiones.

    Pese a competir en la Fórmula E y ser firme defensor de la movilidad eléctrica, Lucas Di Grassi cree que todas las categorías no deben seguir el mismo camino, apostando por otras fórmulas en línea con con los cambios de la industria a la vez que se apuesta por un mayor respeto por el medio ambiente. Una opinión que ha confirmado respecto al DTM con sus dos apariciones en la serie como 'wild card': «Tenemos que valorar las diferentes tecnologías y aplicaciones que existen. Por ende, el DTM no necesita ser completamente eléctrico para ser relevante. Creo que cada categoría debe centrarse en una forma específica de desarrollar tecnología del futuro y existen opciones como los biocombustibles. Creo que el DTM tiene muchas formas de mantener su relevancia en el deporte».

    Di Grassi ha añadido: «Creo que el DTM no debería ser completamente eléctrico en esta etapa. Puede disparar sus costes y los equipos y fabricantes no están preparados en este momento. La tecnología todavía no es asequible para introducirse de forma eficaz. Por ejemplo, puede volverse neutro en carbono manteniendo los motores de combustión con su sonido. Existen otras tecnologías como el biocombustible, el DTM puede seguir esta ruta y marcar diferencias. El concepto de 'drive-by-wire' puede hacer que el DTM tenga un concepto de vehículo muy relevante. Estoy muy impresionado con lo que ha conseguid el DTM, ya que ha logrado reducir los costos de manera drástica con el cambio normativa y mantener su atractivo para el público. Con los coches GT3 el espectáculo es bueno, sobre todo porque existe un 'Balance of Performance' eficaz».

    Fuente: Autosport / Fotos: DTM