¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    M-Sport necesita vender su 'Rally1' a mayor ritmo para seguir en el WRC

    Boceto en forma de render del futuro 'Rally1' de M-Sport basado en el Ford Puma.

    M-Sport quiere que los 'Rally1' puedan competir en cualquier campeonato nacional y regional para ampliar su cuota de mercado.

    El preparador de Cumbria supedita su continuidad en el WRC a la prosperidad de su programa 'carreras-cliente' con su 'Rally1'.

    M-Sport es un verso libre. No obstante, el preparador de Cumbria actúa como un fabricante, sin serlo. Lejos de los presupuestos de Toyota y Hyundai en el WRC, la formación de Malcolm Wilson compite con sus propios recursos, pese a tener el apoyo de Ford. Esto significa entre otras cosas que la estructura británica cuenta con un potente programa 'carreras-cliente' en el que alquila y vende su amplia gama de coches de rallies. Una gama de vehículos que arranca en los Ford Fiesta R1 y Fiesta Rally4 (R2T), pasa por el Ford Fiesta R5 Mk.II (Rally2) y acaba en el Ford Fiesta WRC, su actual joya de la corona.

    Pese a que las circunstancias por la crisis del COVID-19 no son favorables, M-Sport se ha lanzado al desarrollo de su nuevo 'Rally1', vehículo híbrido con el que competirá a partir de 2022. Sin embargo, desde el equipo de Cumbria avisan que sólo es viable su continuidad en el WRC si los 'Rally1' se pueden vender para correr a nivel nacional y regional. El equipo ya ha sufrido en exceso con la actual generación de World Rally Cars y no quiere que se repita la historia, ya que apenas han vendido una docena de unidades del Fiesta WRC cuando el equipo vendió más de medio centenar de unidades de su antecesor.

    En este aspecto, Malcolm Wilson ha asegurado: «Para M-Sport la cosa es clara. Tenemos que tener garantías de que los 'Rally1' se podrán comprar y pilotar en cualquier campeonato de todo el mundo. Hablo de campeonatos nacionales y regionales de la FIA, todos. Es la única manera en la que se podrá levantar la economía. Antes de 2017 vendíamos entre ocho y catorce World Rally Cars al año, pero desde entonces todo se ha venido abajo. Estos últimos años han sido muy complicados a nivel financiero y no podemos continuar en el WRC así. Hay que cuestionar todo lo que estamos haciendo ahora y eso marcará nuestro compromiso para 2022».

    Fotos: Rallye-Magazin

    Fuente: Rallye-Magazin

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto