¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    M-Sport quiere empezar la era híbrida del WRC con cuatro Ford Puma Rally1

    M-Sport quiere empezar la era híbrida del WRC con cuatro Ford Puma Rally1
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    M-Sport baraja distintas opciones para tener hasta cuatro unidades del Ford Puma Rally1 en la salida del Rally de Montecarlo.

    Craig Breen, Adrien Fourmaux, Gus Greensmith y Sébastien Loeb parecen estar en los planes del preparador de Cumbria.

    M-Sport es la única estructura que competirá en la nueva categoría 'Rally1' híbrida del WRC que aún no ha definido su alineación de pilotos de cara a la temporada 2022. Unas dudas que lejos de ser negativas, pueden derivar en una apuesta reforzada, al menos para la primera cita del Mundial. De hecho, el medio especializado 'DirtFish' explica que M-Sport está barajando la opción de tener cuatro Ford Puma Rally1 en la salida del Rally de Montecarlo, primera cita de la era híbrida del Mundial de Rallies. Aunque sólo el irlandés Craig Breen tiene asiento asegurado, pilotos no faltan en la órbita de M-Sport.

    La primera opción de M-Sport para su debut es contar con pilotos 'de casa'. Aquí es donde aparecen los nombres de Adrien Fourmaux y Gus Greensmith, pilotos que compiten este año con el Ford Fiesta WRC. De hecho, tanto el francés como el británico tienen muchos enteros de tener un programa completo en la temporada 2022 con el equipo. Mientras tanto, el cuarto vehículo bien puede ser para Sébastien Loeb. El nueve veces campeón del WRC ya ha probado el Ford Puma Rally1 y ha mostrado su interés por tener un programa parcial en el Mundial con algunos rallies seleccionados.

    Sin embargo, el programa de Sébastien Loeb bien podría estar 'enlazado' con Gus Greensmith y alternarse ambos en la misma unidad del Ford Puma Rally1 si el presupuesto del británico no llega a las pretensiones del equipo. De esta forma, quedaría libre un cuarto vehículo que sería para pilotos privados, hasta el punto de poder ser utilizado por un piloto distinto en cada rally en un modelo 'carreras-cliente' con asistencia técnica directa de M-Sport. Un escenario que podría beneficiar a Andreas Mikkelsen, vigente campeón de la categoría WRC2 y del Europeo de Rallies (ERC), para volver a la clase reina.

    Fuente: DirtFish / Fotos: Motor.es