Martin Winterkorn está formalmente imputado en EEUU por el Dieselgate

El ejecutivo de mayor rango de Volkswagen cuando se gestó el fraude de las emisiones de motores Clean Diesel de Volkswagen, Martin Winterkorn, ya está oficialmente señalado por la justicia en Estados Unidos. Con él ya van nueve personas que afrontan responsabilidades por el fraude.

Martin Winterkorn (archivo)

El Departamento de Justicia (DoJ) de Estados Unidos ha informado en un comunicado de prensa que Martin Winterkorn está formalmente acusado en Estados Unidos de haber participado en el Dieselgate. El caso se está llevando en la jurisdicción de Michigan, donde Volkswagen tenía su oficina medioambiental, concretamente en Auburn Hills.

El escrito de acusación data de marzo, pero el secreto sobre el sumario acaba de ser revelado. Junto a Martin Winterkorn, que era el consejero delegado (CEO) de Volkswagen, también se pueden ver los nombres de cinco ejecutivos que ya fueron acusados en 2016, pero que se encuentran "a salvo" en Alemania.

Esos señores son Heinz-Jakob Neusser y Jens Hadler, encargados de desarrollo de motores; Richard Dorenkamp, especializado en motores diésel para EEUU, y en calidad Bernd Gottweis y Jürgen Peter. Además, hay dos empleados de Volkswagen cumpliendo condena en Estados Unidos, Robert Liang y Oliver Schmidt.

Oliver Schmidt, director general de la oficina de Medio Ambiente e Ingeniería en Michigan (EEUU) en agosto de 2014

La revelación del sumario se ha producido porque ya no parece que vaya a comprometer la investigación que se está llevando a cabo. Martin Winterkorn dimitió en los primeros compases del estallido del escándalo, alegando que no fue conocedor de la conspiración de un grupo de empleados renegados. Su posición se tambalea.

Martin Winterkorn ha sido acusado de conspiración y fraude

Desde enero de 2007 hasta septiembre de 2015 Martin Winterkorn fue la cabeza del Grupo Volkswagen. Ahora es el noveno acusado por el tribunal americano. ¿Noveno? Sí, también hay que hablar de Giovanni Pamio, responsable de Audi en esa época, y conocedor de la manipulación de los motores por lo menos desde 2008.

Las leyes alemanas impiden extraditar a sus nacionales hacia Estados Unidos, por lo que la única forma de que Winterkorn y los demás ejecutivos germanos pisen el tribunal de Michigan es que cometan el error de salir de Alemania y pisar un país donde sí hay acuerdo de extradición con Estados Unidos.

Los motores diésel 3.0 V6 TDI del fraude fueron desarrollados por Audi, los 2.0 TDI por Volkswagen

Giovanni Pamio fue detenido en Alemania en 2017, y está pendiente de ser extraditado al no estar nacionalizado como alemán. Correos electrónicos le comprometen, el mismo tipo de prueba que está sirviendo para reconstruir las conexiones entre los distintos ejecutivos de alto rango en Volkswagen.

Audi cesó a Giovanni Pamio en septiembre de 2016, un año después del escándalo

Winterkorn fue informado del problema en 2014 y en 2015, meses antes del estallido del escándalo. Ya era un secreto a voces entre un grupo de ingenieros y altos directivos que como se descubriese el pastel en Estados Unidos habría consecuencias legales, tanto para la compañía, como para las personas implicadas.

Como el tribunal de Michigan considera que Winterkorn fue conocedor del problema de los motores Clean Diesel, y que no hizo nada al respecto, se convirtió en un cómplice. Da igual que Winterkorn no fuese el ideólogo de los motores EA189 y de la forma de que "pasasen" el proceso de homologación de la EPA (haciendo trampas, vamos).

Lo más inteligente que puede hacer el señor Winterkorn es no salir de Alemania, al menos hasta que prescriban los cargos a los que se enfrenta en Estados Unidos. Oliver Schmidt, un mando intermedio en Volkswagen, fue condenado a siete años de cárcel. Para Winterkorn, que tiene ahora 70 años, un condena de ese tipo sería algo similar a una cadena perpetua, eso si no saliese antes por algún beneficio penitenciario.

En Europa, mientras tanto, Winterkorn solo tiene un problema legal de menor envergadura porque debido a su gestión, Volkswagen perdió valor en bolsa y eso afectó a unos inversores en Alemania. Las consecuencias de burlar al sistema de homologaciones son radicalmente distintas a un lado y otro del charco.

Como colmo Winterkorn, en su calidad de ex CEO de Volkswagen, cobrará el 70% de su remuneración básica, esto es, 1,2 millones de euros al año o 3.100 euros al día en concepto de pensión. Además de eso, estuvo en nómina hasta finales de 2016, ya que era más económico eso que indemnizarle. En su momento fue el ejecutivo mejor pagado del DAX 30 alemán, equivalente al IBEX 35 español. Tiene la vida solucionada... en Alemania.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto