¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Un informe confirma que los futuros Mazda CX-50 y Mazda6 llegarán en 2022

    El Mazda Vision Coupé Concept fue presentado en el Salón de Tokio 2017Mazda

    El Covid-19 está pasando una gran factura a todos los fabricantes. A Mazda también, la marca nipona lanzó nuevos motores el pasado año, confiando en contrarrestar la pandemia pero no lo consiguió, según el informe de una agencia de noticias asiática. Los Mazda6 y CX-50 llegarán en 2022 como solución para revertir las pérdidas.

    Este año 2021 no va a ser el más ajetreado en la marca Premium de entre las japonesas. Los de Mazda no tienen grandes novedades para este año, más allá de una actualización del CX-5 que llegará en primavera y de la versión de autonomía extendida del Mazda MX-30 equipada con un nuevo motor Wankel, y cuyo debut está previsto para la segunda mitad de 2021.

    Novedad importante pero no del calado suficiente para revertir los daños causados por la pandemia del Coronavirus durante 2020, del que dice la gran agencia asiática de noticias «Nikkei», que perderá un 8% comparado con el año anterior. Un porcentaje muy importante, que necesita de nuevos modelos con relativa urgencia para dar la vuelta a esta delicada situación, por lo que los japoneses trabajan ya en los lanzamientos de 2022. La nueva generación del Mazda6 y el Mazda CX-50.

    Recreación del nuevo Mazda CX-50, un SUV deportivo de propulsión para Europa que sustituirá al CX-5

    Los Mazda6 y CX-50 apuntarán al cliente de Mazda más exigente y amante de las prestaciones

    Dos modelos que se han calificado como «de alto rendimiento» y no solo de prestaciones, sino de ventas, y ambos casi inéditos, ya que el segundo es un SUV de nueva factura, y el primero una nueva berlina que cambia radicalmente su planteamiento técnico, la misma del nuevo SUV. Serán mucho más Premium, ya que estrenan una nueva plataforma de motor delantero longitudinal y propulsión trasera -también total- junto a potentes motores de seis cilindros.

    Los responsables de la marca de Hiroshima han depositado grandes esperanzas en ambos modelos, sumando a la distintiva y elegante imagen una conducción deportiva, la sempiterna arma de Mazda para brillar ante la competencia, confirmando también a los proveedores de componentes que la producción de ambos arrancará a principios de 2022 en la planta de Hofu. Los dos se ofrecerán con motores de gasolina, el nuevo Skyactiv-X y los seis cilindros de gasolina y diésel de 3.0 y 3.3 litros, respectivamente.

    La marca también ha informado que el CX-5 convivirá un tiempo con su futuro sucesor, dada su elevada competitividad, por lo que a falta de confirmación oficial del fabricante, estas informaciones apuntan que el futuro CX-50 ocupará su hueco en la gama. De lo que no cabe duda es que los precios de los dos nuevos modelos de propulsión trasera experimentarán una subida significativa, de la que fuentes de la marca dicen que están «tratando de mantener bajos los costes transfiriendo pedidos a fabricantes de repuestos extranjeros, tanto como sea posible para no afectar las ventas».

    El representante de la firma admite que estos dos modelos de alta especificación serán más caros que las generaciones actuales.Y en este sentido también se ha manifestado Masatoshi Nishimoto, gerente de IHS Markit, quien ha declarado a Nikkei, que «Los precios cambiarán dependiendo de si el enfoque está en el volumen de ventas o en la mejora de la marca. Si apuntan al volumen, deberían ofrecer más variantes y grados de un solo modelo para ampliar el rango de precios».

    Fuente: Nikkei