¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

McLaren P1 GTR, para los clientes más exclusivos del mundo

7

El McLaren P1 GTR es la reinterpretación de carreras del modelo de calle P1, con una aerodinámica rediseñada y un motor que presenta más potencia. El McLaren P1 GTR está destinado para los clientes más exclusivos del mundo. Los cuales deberán realizar una preparación especial que les permitirá controlar la locura de este coche.

Hace 20 años el mundo presenció una de las primeras bestias para circuitos creada a partir de un modelo de calle. Era, y sigue siendo uno de los coches más exclusivos del mundo, el F1 GTR. Hoy, durante un evento muy exclusivo en el Concurso de Elegancia de Peeble Beach, el fabricante inglés ha presentado el McLaren P1 GTR.

Las siglas GTR implican un concepto radical para McLaren. Basándose en el modelo de calle, el P1, la versión de carreras ha sido implementada hasta la máxima expresión, para ser capaz de deslumbrar al mundo, tanto por su mecánica como por su estética. El P1 GTR se une a una larga lista de coches de carreras fabricados a partir de versiones de calle, uno de ellos es el reciente McLaren 650S Sprint.

Liberado de los pesados impedimentos legales que constituyen los coches de calle, el P1 GTR se presenta como un modelo ultra exclusivo sólo apto para circuitos. Muchos elementos han sido rediseñados o reconfigurados para potenciar al P1 a cotas nunca vistas.

Se ha mantenido la combinación híbrida del bloque V8 de 3.8 litros biturbo y el ligero motor eléctrico del P1. Para la famosa versión de calle la entrega de potencia máxima se fija en los 919 CV, mientras que en la versión de pista se ha incrementado hasta los 986 CV. Gracias en parte a la eliminación de elementos obligatorios en los coches de calle y la adición de componentes de competición.

La sección de operaciones espaciales de McLaren, MSO, ha sido la encargada de su desarrollo, hasta la fecha el más modelo más potente y rápido que ha salido de sus oficinas. La aerodinámica ha sido profundamente revisada, el GTR mantiene elementos del P1, como la aerodinámica activa del suelo de la parte frontal. Sin embargo en su mayor parte han sido sustituidos.

El monocasco de fibra de carbono se ha revestido de una carrocería diseñada específicamente para dirigir todo el flujo de aire al enorme alerón trasero. Se ha eliminado el alerón retráctil para dejar hueco a un ala completamente fija, capaz de pegar el coche al asfalto, mejorando así el paso por curva. Para las largas rectas, el DRS, al estilo Fórmula 1, abre parte del ala para incrementar la velocidad punta y reducir el drag.

Lo mismo ocurre con el efecto suelo. Aunque la versión de calle ya cuente con una muy trabajada aerodinámica activa del suelo, el GTR es capaz de mejorarla. Mucha de esa mejora se debe al enorme difusor trasero, que además deja a la vista parte del motor.

La mayor potencia y la mejora de rendimiento del motor conllevan un mayor calor. Por este motivo, la refrigeración ha sufrido la consiguiente revisión. He aquí el motivo que en la parte frontal encontremos tomas de aire ampliadas. Lo mismo ocurre con el respiradero del techo, que con una parte nostálgica, el F1 GTR también lo montaba, sirve también como toma de ventilación.

Para ofrecer el mejor agarre en pista, McLaren monta al P1 GTR con llantas ligeras de 19 pulgadas de competición. Al igual que en la Fórmula 1, las llantas cuentan con tuercas de rápida liberación. Por su parte los neumáticos lisos son obra de Pirelli y son hechos completamente a medida.

El diseño ha sido elegido a modo de recuerdo del primer F1 GTR construido, la unidad de pruebas con el chasis 01. Aquella unidad mostraba una combinación de colores que mezclaba el naranja principal con el plata. En esta ocasión se trata de una representación que se basa en aquel diseño, pero que no lo copia.

Aunque el McLaren P1 GTR está destinado para los clientes más exclusivos, y ricos. El programa diseñado por la marca es completamente personalizado, e incluye una preparación especial que asegure que el coche y el piloto estén en perfecta sintonía. Esto supone realizar un entrenamiento específico, tanto físico como mental, que incluirá horas de simulador y trabajo en pista.

El precio de esta maravilla de la automoción es desconocido, pero teniendo en cuenta que la versión de calle está por encima del millón de euros, no sería de extrañar que la versión de circuitos esté cerca de los dos millones, si es que no los supera. El desembolsó incluirá una gestión completamente personalizada para cada cliente y cada coche por parte de la sección de operaciones especiales de McLaren.

Noticias relacionadas

McLaren P1 GTR, para los clientes más exclusivos del mundo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto