¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los futuros Mercedes-AMG A 35 y A 50 serán semi-híbridos

    Por primera vez, Mercedes ofrecerá dos versiones deportivas en la nueva generación del Clase A igualando la oferta del resto de la gama. Con la primera ya confirmada como A 35 AMG marcará diferencias con el futuro A50 pero ambas contarán con tecnología semi-híbrida.

    El frontal del AMG A 50 4MATIC contará con la parrilla Panamericana y una branquia horizontal justo por detrás de la matrícula

    La expansión de versiones deportivas en Mercedes no tiene límites. Si a partir de la Clase C, todos los modelos cuentan con dos versiones especiales, una menos radical antes de la más extrema 63 AMG, no es una sorpresa que se traslade al modelo de acceso a la gama de productos, la Clase A.

    De hecho, te hemos venido informando de ello a lo largo del último año, confirmando recientemente el AMG A 35 4MATIC, podemos decirte que esta versión llegará a concesionarios y clientes a partir de otoño, dejando para el verano de 2019 la versión más deportiva y extrema, el sucesor del A 45 AMG 4MATIC.

    Como el nuevo Mercedes-AMG CLS 53 4MATIC, la versión deportiva del compacto será el segundo modelo de la marca en contar con un propulsor de tipo "mild hybrid", echando mano de un propulsor de gama alta, el bloque de cuatro cilindros y 2.0 litros con Turbo twin-scroll de los Mercedes Clase E Coupé EQ Boost.

    Vídeo de WalkoArt mostrando, por primera vez, el nuevo diseño de la parrilla del Mercedes-AMG A 35 4MATIC

    En este modelo homologa una potencia máxima de 299 CV, pero por ahora desconocemos realmente cuál será el nivel de potencia exacto en este A 35 AMG. Por lo que sabemos, es hasta muy posible que el deportivo compacto mantenga esta cifra pero contará con un generador de arranque ISG que proporcionará un extra de 22 CV más gracias a su red eléctrica de 48 voltios, suponiendo un máximo de 320 CV.

    Así será la nueva versión AMG A 35 4MATIC, que estará equipado con tracción integral a las cuatro ruedas y caja de cambios automática de doble embrague 9G-TRONIC, un extra de potencia eléctrica que sólo estará disponible durante un corto espacio de tiempo.

    Pero la misma tecnología de esta versión también se trasladará al relevo del AMG A 45 4MATICsuponiendo un gran salto con el hermano pequeño de unos 100 CV. Ya lo avisó Tobias Moers cuando la generación actual de este modelo fue rediseñada a mitad de su ciclo de vida advirtiendo que no había mucho más margen sobre el bloque del actual AMG A 45 para dar más potencia y que estaba al límite garantizando su fiabilidad.

    La trasera del futuro AMG A50 4MATIC contará con los cuatro terminales a la vista

    ¿La solución? La tecnología semi-híbrida de 48 voltios. No será un híbrido enchufable, ni tendrá un turbo eléctrico, pero el fabricante montará el mismo motor de gasolina de la opción anterior con una potencia máxima de 408 CV y un generador de arranque que proporcionará un extra de 22 CV.

    En conjunto, el rendimiento de potencia máxima será de 430 CV, pero por un momento de tiempo muy determinado, ya que no como una función de aceleración con par eléctrico, dada la ausencia de un turbo accionado eléctricamente y de una batería como si se tratara de un híbrido.

    De serie, contar con 408 CV en condiciones normales ya es suficiente para superar a sus rivales, y el hecho de contar con ese plus de 22 CV en determinados momentos pone más tierra de por medio al modelo que más se le acercará, el nuevo BMW M2 Competition.

    Fotografía de WalkoArt / La versión deportiva AMG Performance muestra una doble hoja de soporte del logo en la parrilla del Mercedes-AMG A 35 4MATIC

    Pero te preguntarás cómo diferenciará Mercedes a los AMG A 35 4MATIC y al sustituto del AMG A 45 4MATIC del que, por cierto, no sabemos todavía su nombre definitivo porque cabe la posibilidad de que sea cambiado a AMG A50 4MATIC.

    Aparte del grupo propulsor, que será más potente en el caso de éste último, el frontal de las dos versiones deportivas se diferenciará en el diseño de la parrilla. Mientras que el AMG A 35 contará con una parrilla diamantada con una doble hoja horizontal que soportará el emblema de la marca, la versión tope de gama contará con la parrilla Panamericana con barras verticales cromadas y una branquia adicional por detrás de la matrícula y entre la parrilla superior e inferior.

    Y en la parte trasera también habrá diferencias específicas atendiendo a las salidas de escape, de forma que en el primero, los terminales estarán integrados en una moldura embellecedora y en el segundo se estrenará un nuevo estilo con dos dobles parejas de tubos de gran diámetro cada uno de los cuatro.

    Nota: Las cifras de potencia de estas versiones son aproximadas, sin confirmación oficial