¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Dos motores de gasolina, la base para los futuros híbridos de Mercedes-AMG

    2
    Detalle del motor de seis cilindros en línea 3.0 biturbo de Mercedes-AMG

    Cuando el nuevo Mercedes Clase S está casi a las puertas de ser presentado en sociedad, todavía no se ha visto a la variante más deportiva del AMG S 63 AMG, un hecho sin precedentes en la marca de la estrella que acostumbra a comenzar el desarrollo entre seis meses y un año después de las versiones normales. Pero tiene su explicación: será híbrido enchufable.

    En unos meses, veremos el primer híbrido de Mercedes-AMG. La marca deportiva ya anunció un teaser de la variante más eficiente, y también más prestacional, del Mercedes-AMG GT 4 Puertas Coupé acelerando a fondo y con el único sonido que un profundo y alargado silbido.

    Pero no va a ser el único que llegará en los próximos meses. La nueva generación de la Clase S también ofrecerá la correspondiente versión convertida en un híbrido enchufable, por lo que del conocido AMG S 63 4MATIC pasaremos al AMG S 63 e 4MATIC, una tecnología necesaria para rebajar las emisiones de CO2 de la oferta de la estrella, y de la propia marca de Affalterbach, si no quieren salir por la puerta de atrás y abandonar el mercado, como le ha ocurrido a otras marcas.

    El motor M139 del Mercedes-AMG A 45 se concibió para montaje transversal y longitudinal, y estará en el futuro AMG C 63 e 4MATIC

    El tercero en la lista de futuros modelos será el nuevo AMG C 63 e 4MATIC. La variante más extrema del próximo Clase C tirará la casa por la ventana comparado con sus rivales, en cuanto a tecnología de propulsión se refiere. Y es que, aunque sabíamos que esta tecnología de electrificación iba a ser la seña de identidad de los nuevos modelos, ahora sabemos algunos datos más.

    Ya te hemos contado que el motor de cuatro cilindros y 2.0 litros turbo del AMG A 45 será el que se encuentre bajo el AMG C 63 e, pero también estará el actual seis cilindros en línea de 3.0 litros biturbo de las versiones AMG 53. Los dos serán la base y estarán asociados a un motor eléctrico que puede ofrecer hasta 200 CV. Dado que éste último se puede ajustar a diferentes cifras de potencia, se permite disponer de una amplia gama para cada modelo de la estrella.

    La combinación de este motor eléctrico y el 2.0 litros turbo, que ya rinde 420 CV en el compacto, puede llegar hasta los 620 CV, poco menos de los 635 CV del seis cilindros en línea. A pesar de ello, ambos cubren un espectro muy amplio, el terreno del seis cilindros y el V8 biturbo de 4.0 litros.

    Mercedes-AMG ofrecerá híbridos -y enchufables- dependiendo del modelo en cuestión, además de una batería de ion litio de baja capacidad que será más utilizada para aumentar la producción de potencia que para utilizar en conducción eléctrica. El elevado peso de la batería contrarresta las ganancias de peso logradas del chasis y de la carrocería, lo que Mercedes pretende evitar a toda costa.

    Dos motores de gasolina, la base para los futuros híbridos de Mercedes-AMG
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto