¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes explica los ensayos de frío extremo del nuevo eléctrico EQV en Suecia

    Mercedes explica los ensayos de frío extremo del nuevo eléctrico EQV en Suecia
    5
    El Mercedes EQV, en pruebas en el Círculo Polar ÁrticoMercedes
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    El próximo verano, Mercedes estrenará en el mercado el nuevo EQV. Se trata del primer monovolumen eléctrico de grandes proporciones, tan grande -y algo más- que una Mercedes eVito, convirtiéndose en el segundo modelo a disposición de clientes y de flotas de movilidad sostenible. Mientras llegan los precios, la marca de la estrella explica parte de sus pruebas bajo frío extremo.

    Es el segundo modelo de Mercedes EQ. La división de modelos de movilidad sostenible de la marca de la estrella ya tiene una nueva apuesta que se ha confirmado que llegará a los concesionarios de toda Europa este próximo verano. La marca de la estrella ha probado largamente al nuevo EQV en diferentes escenarios, más templados y más fríos.

    Este último es el más exigente para cumplir con los estándares de calidad en los mercados del norte de Europa, como Suecia o Noruega, precisamente los mayores compradores de coches eléctricos, y donde tienen que ofrecer el mejor rendimiento. Aunque el programa de pruebas es el mismo que para los modelos de combustión, sí es cierto que su particularidad los hace algo más especiales.

    Los equipos de pruebas de Mercedes han comprobado que la carga rápida funciona correctamente bajo temperaturas de congelación

    Mercedes apunta que que la versión más eficiente de la actualizada Clase V se ha sometido durante a pruebas con temperaturas de hasta -30º, rodando por carreteras completamente heladas y llenas de nieve, que solamente la acumulación en los laterales ocupa el arcén y hace imposible el guiado del carril al no detectar las marcas viales de la carretera.

    Peor no han sido las únicas de la división de comerciales de Mercedes. Distribuidos en varios equipos, hasta 30 técnicos han rodado sobre lagos congelados convertidos en pistas para medir los efectos del frío extremo sobre la conducción, el confort a bordo, el arranque y la resistencia y durabilidad en bajas temperaturas de la batería, motor eléctrico o del software de control, demostrando que la función de carga rápida del EQV en estas circunstancias, responde correctamente: en solo 45 minutos, hasta el 80 % de la capacidad.

    Basado en la plataforma del Clase V, la arquitectura de propulsión MRA se ha adaptado especialmente a esta furgoneta eléctrica, ocupando el suelo del habitáculo un paquete de baterías de ion litio con una capacidad de 100 kWh -neta de 90 kWh- que proporciona energía al motor eléctrico colocado en el eje delantero de 204 CV, y que ofrece un par motor máximo de 362 Nm.

    Pendientes de hasta el 20%, arriba y abajo, con carga y sin ella, pruebas habituales del nuevo Mercedes EQV en el norte de Europa
    Mercedes explica los ensayos de frío extremo del nuevo eléctrico EQV en Suecia