¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Milltek Active Sound Control hará que hasta tu eléctrico suene como un V8

Milltek Active Sound Control

Los sistemas de sonido artificial han llegado para quedarse en el interior de algunos coches, tanto económicos como de alto precio. ¿Y qué hay de los sistemas externos? Así se puede hacer que un coche suene de forma completamente diferente.

A medida que han ido llegando al mercado vehículos híbridos -y posteriormente eléctricos- se puso sobre la mesa el problema del ruido. No del exceso, sino de la ausencia del mismo. Acostumbrados a percatarnos de los vehículos que nos rodean, gracias principalmente al oído, un eléctrico (o híbrido funcionando con el motor apagado) entraña un riesgo inherente. Pero los especialistas británicos en escapes Milltek tienen la solución con su Active Sound Control. Y sí, con un coche normal también lo puedes usar.

Todos nos hemos llevado seguramente más de un susto al cruzar despistados, y siendo de repente sorprendido por un coche que no sabías ni que estaba ahí. Lo cierto es que seguramente años antes ya te habrá asustado otro tipo de vehículo también muy silencioso: la bicicleta. Y como te puedes imaginar, la proliferación de los sistemas de transporte individual como patines eléctricos y similares ha hecho que ya no podamos confiar tanto en nuestro oído y sí en nuestra vista.

Realmente no hay solución para las bicicletas más allá de obligar a poner un naipe en los radios. Ocurre lo mismo en el caso de los patinetes eléctricos o similares, cuya peligrosidad disminuye a medida que se limita su velocidad cuando tienen que limitar espacio con los peatones. Al menos ahora están regulados.

Componentes del sistema

Pero, ¿que hay de los automóviles? Pues después de muchos años de debate finalmente se pusieron de acuerdo. Así todos los eléctricos e híbridos que se vendan a partir de julio de 2021, deberán contar de serie con un avisador acústico que advierta de su presencia.

Este avisador se conocerá como “AVAS” y su sonido deberá ser similar al de un motor de combustión. Es algo lógico, pues nuestro cuerpo está programado para percibirlo como un peligro. Quizás futuras generaciones que ya vengan mejoradas a la versión 2.0 no lleguen a tener tanta dependencia de las orejas como nosotros.

Los parámetros que ha fijado la Unión Europea especifican que, a 20 km/h, la intensidad del sonido debe estar comprendida entre los 56 dB y los 75 dB. Además, su frecuencia deberá cambiar al acelerar para llegar hasta 1.600 Hz, suficiente para que las personas mayores (que con la edad pierden audición en frecuencias bajas) puedan también percibirlo.

Obviamente se pierde una de las ventajas de los vehículos eléctricos cuando circulan por ciudad, y que no es otra que la reducción de ruidos molestos. Los problemas de salud provocados por el ruido son conocidos, pero no solamente en el entorno laboral, sino también en el cotidiano. Recientes estudios demuestran que son causantes de un gran número de enfermedades y problemas asociados.

Adelantándose a la entrada en vigor de esta normativa europea, los británicos de Milltek ya pensaron en los usuarios de los eléctricos e híbridos. Aunque los motores eléctricos superan en prestaciones a los de combustión de características similares (máximo par en el arranque, empuje constante, etc), se pierde un punto muy importante que todo petrolhead aprecia y que no es otro que el sonido.

Por ello lanzaron el sistema Active Sound Control, que no deja de ser un sonido artificial generado, pero en este caso, no por los altavoces del coche para que lo aprecien los ocupantes, sino en el exterior, siendo percibido tanto por el conductor como por la gente que nos rodea.

La idea es ingeniosa, pues a la vista es similar al silencioso final de un escape normal. En el interior se ubica un altavoz de fibra de carbono. Un módulo conectado a la ECU del coche por el puerto OBD gestiona el sonido del altavoz en función de múltiples parámetros como la velocidad, la posición del acelerador o las revoluciones.

El hecho de que el sonido salga a través de un escape consigue que todo sea más realista de lo que se podría pensar. El Milltek Active Sound Control se completa con una aplicación para smartphone desde donde se puede gestionar diferentes opciones, desde el tipo de sonido que queremos a su volumen o tono.

De igual forma se puede desconectar para, por ejemplo, cuando entramos en una zona residencial y no queremos molestar a los vecinos. En los siguientes vídeos podéis ver perfectamente cómo funciona:

Milltek ha desarrollado el sistema, no solamente para eléctricos e híbridos, sino para cualquier tipo de coche, incluidos los de combustión ya sean de gasolina o diésel. A medida que las normativas se han ido recrudeciendo y los automóviles han tenido que ir disminuyendo los decibelios que salen por el escape, algunos echan de menos el sonido gutural del motor a la hora de acelerar.

Milltek ofrece dos soluciones diferentes, formadas por uno o dos sistemas generadores de sonido. Eso sí, el sistema cuesta tanto o más que montar un escape que emita más sonido en nuestro coche. Según hemos podido ver en su página, el equipo formado por un solo generador cuesta 1.537 libras, unos 1.750 euros al cambio.

Si nos decantamos por el sistema doble, el precio ya se dispara a las 2.444 libras o, lo que es lo mismo, 2.790 euros. Como dije, por ese precio puedes tener un sistema de escape que mejore las prestaciones del coche e incluso más ligero que el de serie. Claro está que si tienes un eléctrico es la única solución.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto