Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La Unión Europea impone el avisador acústico a eléctricos e híbridos a partir de 2021

Es una medida obligatoria para los todos los modelos híbridos y eléctricos vendidos a partir de julio de 2021, con lo que la Unión Europea pone punto y final a un largo debate en el que se pedía más seguridad para los viandantes y evitar atropellos al no percatarse del sonido de un coche.

Los invidentes son los peatones más vulnerables en el ámbito urbano ante la llegada de un coche eléctrico

Seguramente que más de una vez has ido andando por centros históricos y no te has dado cuenta de que era un coche el que te venía pisando los talones. Solo el sonido producido por el claxon es el que te indicaba que te apartaras, pero ningún ruido más. Ese es el gran problema de circular en modo eléctrico en los centros urbanos, que los peatones no se percatan de la llegada de un coche.

Un amplio debate en el que han participado hasta los propios fabricantes, pero nunca poniéndose de acuerdo en el sonido como medio de aviso, y que ponía en una situación de grave peligro a niños y personas con deficiencias de visión o de audición, especialmente y los más vulnerables.

Desde suaves silbidos hasta alguno que propuso cantos de aves. Pero, hoy la Unión Europea ha cerrado el debate de una vez por todas dando una respuesta a los diferentes estudios que han demostrado que, a una velocidad máxima de 30 km/h y, como máximo a una distancia de 8 metros, solamente es perceptible la llegada de un coche en modo de cero emisiones, lo que supone apenas un segundo y medio de margen de reacción o de atropello.

La anterior generación del Nissan LEAF fue objeto de pruebas con un avisador con sonido artificial

Así, Europa ya ha aprobado la medida a nivel comunitario y, a partir de julio de 2021, todos los nuevos híbridos y eléctricos vendidos deberán incluir un avisador audible denominado "AVAS", que generará un sonido similar al de un motor de combustión con una frecuencia de sonido mínima de 56 dB y un máximo de 75 dB a una velocidad de 20 km/h, incluso si el vehículo se encuentra circulando marcha atrás.

El sistema de advertencia audible AVAS cambiará también la frecuencia al acelerar, pasando a una más alta de hasta 1600 hertz para que las personas mayores también puedan percibirlo. Y no podrá ser desconectado. La Unión Europea obligará a los fabricantes a instalarlo de serie en todos sus modelos de movilidad sostenible y sin posibilidad de desconexión manual por el conductor.

Por supuesto, hay detractores que ya apuntan que es una "fuente innecesaria de ruido", pero lo cierto es que es una medida interesante y necesaria para aumentar la seguridad vial, especialmente en zonas urbanas donde, a pesar de contar con el tráfico restringido a residentes o a transporte público -cada vez más taxis apuestan por la electrificación- conviven con peatones.

Fuente: Emobilitaet

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto