¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mitsubishi prepara la retirada de su fábrica en EEUU

Actualmente se fabrica el Mitsubishi ASX en Japón y Estados Unidos, pero ya no es viable hacerlo así, y se trasladará toda la producción a tierras niponas. El fabricante pretende cerrar su única fábrica en Estados Unidos, MMMA, y busca alguien que se la quede.

Mitsubishi Eclipse de primera generación (1988-1994)

Allá por 1988, Chrysler y Mitsubishi trabajaban en equipo, y montaron una fábrica en Bloomington-Normal, Illinois, para servir al mercado norteamericano, el entonces líder mundial en ventas. Hoy día no merece la pena mantener dicha fábrica, a un solo turno de producción apenas se está utilizando la mitad de capacidad, y eso es terriblemente antieconómico.

Sin sacar un solo coche de la línea de producción, la planta de Normal cuesta al fabricante 250 millones de dólares al año, es decir, costes fijos. Si no salen suficientes coches, ese coste se divide en menos unidades, por lo que sale más caro fabricar. La crisis del mercado ruso, por la depreciación del rublo y las sanciones, ha congelado las exportaciones.

Okazaki (Japón) puede atender toda la demanda mundial del ASX

Para noviembre, Mitsubishi parará la producción en EEUU y trasladará la maquinaria y útiles hasta Japón. Para no dejar a los trabajadores en la calle y recuperar dinero, se busca comprador. Puede aprovecharse de ello un constructor que necesite rápidamente ampliar producción, o una marca que quiera implantarse en EEUU por la vía rápida, incluyendo chinos.

Mitsubishi ASX, conocido en EEUU como Outlander Sport

Ahora mismo, la fábrica posee una capacidad productiva de 120.000 unidades al año en un solo turno de tres posibles. Durante el pasado año solo se produjeron 69.178 unidades. Hace 15 años, el volumen de producción era el cuádruple del actual. Si solo están haciendo un modelo, está claro que eso ya no resulta viable.

Hace más de 10 años que MMMA solo trabaja a un turno

El fin de la producción coincidirá más o menos con el restyling del Mitsubishi ASX, que se conoce por aquellos lares como Outlander Sport. No se terminaría la fabricación en Norteamérica, ya que tienen una planta en Méjico destinada a modelos más pequeños. Los costes laborales en dicho país son evidentemente menores, y por lo tanto, más atractivos.

Diversos analistas consideran que no es buena idea por parte de Mitsubishi abandonar su fábrica, aunque motivos parecen sobrar. Existe el precedente de Suzuki, que también tenía una gama de producto pequeña, también vendía poco, también dejó de fabricar localmente, y acabó por anunciar la retirada del mercado y finalizar las ventas.

Mitsubishi no pretende abandonar EEUU, pero los paralelismos son muy claros.

Los Mitsubishi ASX que compramos los europeos vienen desde Japón

La fábrica de Normal era muy dependiente de las exportaciones a Rusia y países relacionados como Kazajistán o Ucrania. A partir del año que viene, todos los ASX van a salir de Japón, donde la capacidad productiva es más que suficiente. Es un paso atrás de otros tantos que ha dado Mitsubishi en los últimos años, y en Europa pudimos comprobarlo hace pocos años.

Mitsubishi tenía infraestructura en Europa, una fábrica en Holanda (NEDCAR) y un acuerdo de fabricación con Daimler: los smart forfour y Mitsubishi Colt salían del mismo lugar. Actualmente, los Space Star y L200 vienen de Tailandia, los demás modelos de Japón. Tener una fábrica establecida en un mercado solo es interesante si existe un volumen suficiente de fabricación o si hay duras barreras comerciales que superar, como ocurre en China.

Por otra parte, como Japón ha devaluado el yen, ha vuelto a ser interesante fabricar en su país natal y mandar los coches en barcos hacia el extranjero. No en vano hablamos del tercer mayor fabricante de coches del mundo, después de China y Estados Unidos. Así, indirectamente, por perjudicar Estados Unidos a Rusia, han beneficiado a los japoneses y perjudicado a los suyos. En la economía moderna todo está interrelacionado de alguna manera.

¿Qué modelos han sido fabricados allí?

La fábrica se fundó como resultado de una joint-venture entre Mitsubishi y Chrysler, a partes iguales, denominada Diamond Star Motors. Las autoridades invirtieron 249 millones de dólares en el proyecto. Poco después, Mitsubishi acabó tomando el control de la fábrica, llegando a quedársela. Se renombró como Mitsubishi Motors Manufacturing America (MMMA) hace ya 20 años.

De 1988 a 2014 se han producido 3.245.381 coches en MMMA

Mitsubishi y Chrysler siguieron colaborando pese al cambio formal, incluso con modelos modernos. Los primeros modelos en fabricarse fueron los Mitsubishi Eclipse, Plymouth Laser y Eagle Talon. Esas dos últimas marcas están ya extintas. Otros modelos Mitsubishi fueron los Mirage y Galant.

Por parte de Chrysler, mencionamos los Eagle Summit, Dodge Avenger Coupé, Chrysler Sebring Coupé y Dodge Stratus Coupé. El año de máxima producción fue 2000, con 222.649 unidades producidas, frente al peor año tras la fundación, 2009, en el que solo se fabricaron 18.502 unidades; Chrysler estaba prácticamente en bancarrota.

La producción habría terminado antes, pero las autoridades siguieron apoyando la fábrica mediante incentivos fiscales y subvenciones. Ni por esas. Simplemente ya no resulta rentable para Mitsubishi, y no hablamos precisamente de un gran fabricante de coches al que estas cosas le puedan ser ajenas.

Fuente: Chicago Tribune

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto