¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Conducir sin cinturón de seguridad, ¿quién paga la multa si no lo lleva un pasajero?

    Todos los ocupantes del vehículo deben llevar el cinturón de seguridad abrochado.

    Hasta 2021, conducir sin el cinturón de seguridad suponía una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet. Con la nueva ley serán cuatro puntos pero, ¿quién debe pagar la multa si es un acompañante el que no lo lleva colocado?

    Hoy en día, casi todos tenemos muy presente que antes de iniciar la marcha con un vehículo debemos abrocharnos el cinturón de seguridad, pues es uno de los elementos de seguridad pasiva más importantes que hay y que salvan miles de vidas cada año.

    Pero siempre hay conductores que optan por prescindir del cinturón, así como acompañantes. Si se trata del primer caso, es evidente que será el propio conductor quien tenga que hacer frente a la multa de 200 euros y a la retirada de tres puntos del carnet de conducir que conlleva la infracción (cuatro puntos cuando se apruebe la nueva ley).

    Pero, ¿quién se hace cargo de la multa si es uno de los acompañantes el que no lleva el cinturón abrochado correctamente?

    Multa por no llevar abrochado el cinturón de seguridad

    Si el ocupante que no lleva el cinturón de seguridad abrochado es una persona mayor de edad, será el único responsable de la infracción y, por tanto, ni el conductor ni el resto de acompañantes tendrá que hacerse cargo de la misma, independientemente de quién sea el propietario del vehículo. Eso sí, la multa será sólo económica y no conllevará pérdida de puntos.

    En cambio, si el ocupante sin cinturón de seguridad es menor de edad, el responsable será el adulto que esté a cargo del mismo.

    Cuando sea el infractor sea un menor de 18 años, responderán con él sus padres, tutores o responsables del menor

    «Cuando la autoría de los hechos cometidos corresponda a un menor de 18 años, responderán solidariamente con él sus padres, tutores, acogedores y guardadores legales o de hecho, por este orden, en razón al incumplimiento de la obligación impuesta a éstos que conlleva un deber de prevenir la infracción administrativa que se impute a los menores», señala el artículo 69.b de la Ley sobre Tráfico. Incluso, puede llegar a considerarse un delito penal en función de las circunstancias.

    Lo mejor en cualquier circunstancia, es que tanto el conductor como los ocupantes se aseguren de que todos ellos llevan el cinturón correctamente abrochado antes de iniciarse la marcha, evitando así multas o lesiones en caso de accidente.

    Llevar el cinturón de seguridad puede evitar lesiones muy graves o incluso la muerte.

    Excepciones que permiten no llevar el cinturón de seguridad

    Aunque por norma general debemos llevar el cinturón de seguridad abrochado en todo momento, el artículo 119 del Reglamento General de Circulación contempla algunas excepciones a la norma:

    1. Cuando el conductor dispone de certificado médico que lo acredita
    2. Cuando el conductor ha aparcado o circula marcha atrás
    3. Cuando un taxista circula por núcleos urbanos
    4. Los conductores y pasajeros de ambulancias
    5. Los profesores de autoescuela durante las clases
    6. En desplazamientos cortos para trabajadores de carga y descarga

    Tampoco dejes de consultar la siguiente información para el caso en que una mujer embarazada viaje en el interior de un vehículo, así como para el caso de los niños con obligación de utilizar sistemas de retención infantil (SRI).

    Multa por exceso de ocupantes en el vehículo

    Otro de los casos a los que nos podemos enfrentar como conductores y/o ocupante de un vehículo es el de exceder el número de plazas homologado para dicho vehículo.

    No es extraño, sobre todo a la hora de realizar trayectos cortos, que una familia o grupo de amigos decida desplazarse en un único coche porque «total, vamos ahí al lado». Dejando de lado que los trayectos cortos son un foco importante de accidentes graves al ser propicios a pérdidas de atención o descuido con sistemas de seguridad como el cinturón, lo cierto es que se trata de una práctica peligrosa en cualquier caso.

    Exceder las plazas de un vehículo pone en peligro a todos los ocupantes.

    Al sobrepasar el número de ocupantes, no sólo alguno de ellos deberá ir sin cinturón, sino que tapará el ángulo de visión al conductor. Además, en caso de accidente probablemente sufrirá lesiones graves y se las provocará al resto de ocupantes al salir proyectado sin control.

    Para estos casos, la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial indica que llevar un número mayor de pasajeros que cinturones supone una infracción leve que no conlleva retirada de puntos, pero sí una multa económica de 80 euros para el conductor.

    Por otro lado, si el número de plazas autorizadas se ven superadas en un 50%, se considerará infracción grave, de manera que en este supuesto nos retirarán 4 puntos del carnet de conducir y nos impondrán una multa económica de 500 euros e inmovilización del vehículo.

    ¿Quieres saber más sobre las multas de tráfico que más puntos quitan del carnet de conducir? Infórmate en nuestro artículo al respecto.

    Fotos: Pixabay