¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Múltiples cambios en el 'BoP' del WEC para Monza con la llegada de Peugeot

Múltiples cambios en el 'BoP' del WEC para Monza con la llegada de Peugeot
La llegada de los Peugeot 9X8 cambia por completo el ajuste de rendimiento de los hypercar.
Fernando Sancho
Fernando Sancho4 min. lectura

FIA y ACO han aplicado numerosos cambios al 'Balance of Performance' para acomodar a los nuevos Peugeot 9X8 en la clase reina del WEC.

Los LMH de Toyota y Glickenhaus y el LMP1 de Alpine han recibido distintos ajustes de peso y potencia para Monza.

La llegada de Peugeot Sport a la clase reina del WEC cambia las reglas del juego, aunque nunca a nivel normativo. De hecho, FIA y ACO han puesto el 'Balance of Performance' casi patas arriba, con el objetivo de incluir el Peugeot 9X8 en la ecuación y mantener la igualdad entre los tres prototipos LMH presentes ahora en la categoría y el LMP1 de Alpine. Los tres vehículos que ya competían en el WEC antes de la llegada de Peugeot han recibido distintos ajustes de peso y potencia.

Comenzando por el Toyota GR010 Hybrid, el prototipo LMH de la firma japonesa ha ganado un kilo de peso respecto al anterior ajuste del 'BoP', por lo que tendrá un peso de ejecución de 1071 kilogramos, ocho menos que el Peugeot 9X8. Además, el prototipo de Toyota ha recibido 7 kW extra de potencia -513 kW en total- en el primer cambio de potencia de la temporada para el coche nipón. El Toyota también ha ganado 7 MJ de energía por stint, aunque mantiene la activación del sistema de tracción total a los 190 km/h.

Múltiples cambios en el 'BoP' del WEC para Monza con la llegada de Peugeot
El Glickenhaus SCG 007 LMH no sólo estrena nueva configuración por el 'BoP', sino también una librea 'sky blue'.

En contraste, el Peugeot 9X8 disputará su primer evento en el WEC con un peso de ejecución de 1.079 kilogramos. Como se trata de un prototipo LMH con sistema híbrido y tracción a las cuatro ruedas, el 9X8 también tiene un punto de activación del motor eléctrico de 200 kW. Sin embargo, este es distinto al de Toyota y será a los 150 km/h. Además, la asignación de energía máxima por stint es de 909 MJ y la potencia máxima del prototipo francés se ha fijado en 515 kW, unos 690 CV.

El Glickenhaus recibe un aumento de potencia de 13 kW respecto a las 24 Horas de Le Mans para alcanzar los 533 kW, además de ganar también 11 MJ de energía por stint. Por su parte, el LMP1 de Alpine tendrá 11 kW de potencia adicionales para alcanzar los 428 kW, cifra ligada a su peso. Se trata del quinto ajuste de potencia del LMP1 de la firma francesa en lo que va de temporada. Alpine también ha recibido un aumento de la energía disponible por stint de 42 MJ.

Dejando a un lado los prototipos hypercar, en GTE el Ferrari 488 ha recibido un aumento de presión del turbo hasta niveles superiores a los que tenía en Spa, ya que se ha aplicado un incremento de 0,06 bares en todo el rango de revoluciones para los GTE oficiales y de 0,04 bares para los de la categoría amateur. Además, todos los GT de Ferrari ganan tres litros de capacidad de combustible. En esta línea, también crece en dos litros el depósito del Porsche 911 RSR.