¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La nieve toma protagonismo en los test del WRC

    Citroën Racing sigue con su test previo al Rally de Montecarlo, aunque en este caso se han asegurado probar sobre nieve.

    Toyota Gazoo Racing y Jari-Matti Latvala han trabajado sobre las suspensiones del Toyota Yaris WRC en los tramos nevados de Finlandia.

    El WRC se enfrenta a una semana frenética de test antes de la homologación definitiva de la nueva generación de World Rally Cars. Con el Rally de Montecarlo en el horizonte y tras probar sobre asfalto, los equipos se han ido en busca de la nieve, elemento que a buen seguro que se encuentran durante los tramos del primer rally de la temporada. En este aspecto y con el firme objetivo de probar en condiciones complicadas, Citroën Racing se ha desplazado a un enclave de alta montaña en el que Kris Meeke ha podido probar el Citroën C3 WRC sobre la nieve.

    En el fondo, este test es la prolongación de las pruebas que ha completado Citroën estos días sobre asfalto con Kris Meeke y Stéphane Lefebvre, siendo la mayor evidencia de ello que la formación francesa ha utilizado el mismo Citroën C3 WRC que ya usaron en la primera parte de estas pruebas. El resultado es que Meeke ha tenido que trabajar una vez más con un Citroën C3 WRC que arrastra daños en su zaga. Fue el propio piloto británico el que con un pequeño toque dejó a esta unidad con el paragolpes trasero y el difusor bastante tocados.

    Por su parte y en una estrategia completamente diferente, parte del equipo de test de Toyota Gazoo Racing ha regresado a Finlandia para probar el Toyota Yaris WRC 2017 en el país natal del proyecto. Mientras que Juho Hänninen ha probado sobre asfalto en los últimos días de cara al Rally de Montecarlo, en este test casi paralelo ha sido Jari-Matti Latvala el que ha pilotado el Yaris WRC sobre la nieve que ha buscado el equipo en una región donde abundan los tramos llenos de crestas y en el que la formación puede evaluar el motor y las suspensiones.

    No obstante, parece que las suspensiones es uno de los puntos débiles del Toyota Yaris WRC, o al menos eso es lo que ha dejado caer Jari-Matti Latvala tras sus primeros kilómetros con el World Rally Car del equipo de Tommi Mäkinen. Aunque no es un apartado que tenga una especial importancia en el Rally de Montecarlo, sin duda tener un buen sistema de suspensiones es algo vital de cara al Rally de Suecia, rally que de alguna manera ha comenzado a preparar el equipo en este test sobre nieve, en un tramo de alta velocidad y con un recital del saltos.

    Fotos: RemMcRae