¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Nissan retira su inscripción en LMP1 para el WEC 2016

    El fracaso del Nissan GT-R LM Nismo se consuma por completo. La marca japonesa ha renunciado a su participación en la categoría LMP1 en 2016 y centra sus miras en sus proyectos de motorización en LMP2 y en la nueva categoría LMP3.

    El faraónico proyecto del Nissan GT-R LM Nismo se desmorona por completo. Nissan ha anunciado que retira su inscripción para el WEC 2016 y renuncia a competir en la categoría LMP1 del Mundial de Resistencia, al menos durante la próxima temporada. Un anuncio que llega exactamente dos meses y quince días después de un comunicado previo en el que se anunciaba un intenso programa de test para volver al WEC. Estas pruebas no han dado el fruto esperado y finalmente Nissan no pondrá en competición a su prototipo con motor delantero. En este caso, lo arriesgado sale caro.

    Nissan entiende que su GT-R LM NISMO jamás podrá dar caza a los LMP1 de la competencia a pesar de los teóricos avances logrados, después de rodar a 25 segundos de los otros vehículos en la sesión de clasificación de las 24 Horas de Le Mans. De esta forma, la firma explica que: "Hoy, Nissan anuncia la retirada de su entrada en LMP1 del Campeonato del Mundo FIA de Resistencia 2016. Nissan participó en la categoría LMP1 en la temporada 2015 con un concepto innovador y atrevido, con la ambición de estar en la parte delantera de la parrilla".

    A pesar de haber renovado el equipo con la salida de Darren Cox y la llegada desde Nissan México de Mike Carcamo, Nissan ha cambiado los planes, dejando patente en el comunicado que la marca entiende que los objetivos del proyecto estaban muy lejos de cumplirse: "Los equipos trabajaron con diligencia para llevar los prototipos a los niveles de rendimiento deseados por la marca. Sin embargo, la compañía llegó a la conclusión de que el programa no sería capaz de alcanzar sus ambiciones y ha decidido centrarse en el desarrollo de sus estrategias de carreras a más largo plazo".

    El fracaso del Nissan GT-R LM Nismo y su concepto con el motor frontal no significa que Nissan abandone la competición o que deje su rol de motorista: "La competición es fundamental en el ADN de Nissan. El compromiso de Nissan con el automovilismo es fuerte, lo que se demuestra con las victorias en Súper GT durante dos años consecutivos en Japón, la victoria en las Blancpain Endurance o la victoria en las 12 Horas de Bathurst con el GT-R GT3. Nissan continuará con su apoyo al WEC a través de sus diversos programas de motores incluyendo la reciente introducción del motor LMP3".