¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Nyck de Vries abandona el ePrix de Roma con una sanción para Valencia

    Nyck de Vries abandona el ePrix de Roma con una sanción para Valencia
    Nick de Vries pasó de líder a 'villano' en las dos carreras del ePrix de Roma.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Nyck de Vries ha tenido un ePrix de Roma para olvidar. De hecho, cierra la cita italiana con cero puntos en su casillero y una sanción.

    El piloto neerlandés de Mercedes EQ será penalizado con cinco posiciones en parrilla en la primera carrera del ePrix de Valencia.

    Nyck de Vries aterrizó en el ePrix de Roma como el rival a batir. El piloto neerlandés del equipo Mercedes EQ era en ese momento el líder de la Fórmula E tras ganar una de las dos carreras del ePrix de Ad-Diriyah. Sin embargo, De Vries ha vivido un fin de semana para olvidar. Por su posición en la clasificación, Nyck se vio lastrado durante las dos sesiones de clasificación, lo que a la postre le llevó a meterse en problemas en carrera. De hecho, el joven piloto acabó el evento con dos abandonos, el primero por el accidente con Stoffel Vandoorne y el segundo por un toque con Sam Bird.

    Más allá de este doble cero, el incidente con el actual líder Sam Bird deja a Nyck de Vries una pequeña cicatriz para el próximo evento. Y es que los comisarios deportivos han considerado que el piloto de Mercedes EQ fue el culpable del toque con Bird, lo que se ha traducido en una penalización para el siguiente evento. De esta forma, Nyck de Vries arrastra una sanción de cinco posiciones en parrilla para la primera carrera del ePrix de Valencia. Pese a asumir esta sanción, Nyck no está muy de acuerdo ya que considera que lo sucedido en la curva 7 fue un incidente de carrera al perder la trasera de su monoplaza.

    Así lo ha explicado el propio Nyck de Vries tras las carrera: «Creo que fue un incidente de carrera. Creo que ambos tuvimos un exceso de entusiasmo por atacar y defender la posición. Creo que Sam no tenía muy claro el número de vueltas que quedaban y su conducción fue muy conservadora para ahorrar energía. El frenaba extremadamente temprano, así que entiendo que no hubo una buena comunicación con el equipo. Eso me dio esperanzas de tener una oportunidad de superarle, pero al final todo terminó en lágrimas. Creo que tras el accidente, Bird se ha golpeado la mano, espero sinceramente que esté bien».

    Fotos: FIA Fórmula E