¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El Polestar O2 apunta a producción, un rival para el futuro Porsche 718 Boxster EV

El Polestar O2 apunta a producción, un rival para el futuro Porsche 718 Boxster EV
Polestar O2 ConceptPolestar
Fran Romero
Fran Romero4 min. lectura

Polestar ya ha avanzado cuáles son los próximos modelos 100% eléctricos que tiene en la agenda de nuevos lanzamientos hasta 2025, pero la firma sueca aspira a mucho más, considerando muy seriamente llevar a producción el exclusivo concept car del Polestar O2. El primer descapotable eléctrico del mercado.

Polestar se está consolidando como una marca 100% eléctrica. El fabricante sueco está apostando muy seriamente por construir una gama de productos con diferentes opciones marcadas por un diseño moderno, estiloso y, sobre todas las cosas, muy deportivo. Unos genes que está aplicando en los futuros modelos que complementarán al, cada vez, más exitoso Polestar 2.

La firma ya ha desnudado la gran novedad que desvelará a finales de año y pondrá en el mercado en 2023, el Polestar 3. Un SUV con el que plantará cara en el competido segmento D dominado por las cuatro marcas alemanas por excelencia, pero con el punto de mira de Polestar más centrado en Porsche. A partir de este modelo se sucederá un lanzamiento cada año hasta 2024 con los Polestar 4 y Polestar 5. Pero fuentes de la marca sueca ya han dejado caer la posibilidad de llevar a producción el atractivo adelanto del Polestar O2.

Polestar O2 concept
El Polestar O2 Concept es roadster y coupé, dos forma de matar a los futuros Porsche 718

Polestar O2, la alternativa a los futuros 718 eléctricos

Ha sido Thomas Ingenlath el que ha tirado la piedra de estas intenciones sobre el prototipo de salón presentado a principios del pasado mes de marzo, apuntando que «Mi ambición es convertirlo en un automóvil de producción, pero no es tan fácil. Hay que respetar la complejidad del proyecto y entender en qué dirección queremos ir con el O2. Al pintar un cuadro, siempre es bueno dejarlo reposar, luego mirarlo después de un par de meses y ver de nuevo si es un buen cuadro. Tenemos que hacer esto con el O2».

El hecho de que la firma se esté planteando materializar este concepto de roadster eléctrico es más que interesante, a pesar de que Ingenlath ha reconocido que se trata de un verdadero reto, pues una de las máximas es respetar al máximo el atractivo diseño que presenta. Sin embargo, esto no es un gran problema hoy día, pues las marcas ya han aclarado en más de una ocasión que algunas formas y rasgos son más fáciles de mantener en el caso de los modelos eléctricos que en los de combustión, que condicionan mucho más esta cuestión desde el punto de vista técnico. Y, dado que Porsche es el contrincante número 1, el 718 Boxster eléctrico es el verdadero objetivo.

Pero hay un par de detalles más interesantes en esta cuestión. La primera es que el roadster fue desarrollado basándose en la plataforma del nuevo Polestar 5, al igual que sus brutales trenes motrices y especificaciones técnicas, lo que ya es un importante adelanto, peor también que la firma tiene un hueco que cubrir: el del Polestar 1, el deportivo híbrido enchufable de edición limitada que ya se fabrica. Un relevo perfecto que llegaría después de 2025, una vez que el programa actual de lanzamientos sean presentados y lanzados al mercado.

Fuente: TopGear