¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Porsche 935 Akin 1982: más de 800 CV para la evolución más salvaje del histórico 935

Porsche 935 Akin 1982: más de 800 CV para la evolución más salvaje del histórico 935

15

Creado por Bob Akin años después de que la marca cesara la producción del 935, este pasa por ser una de las versiones más brutales del histórico Porsche 935 de competición, casi irreconocible tras recibir numerosas modificaciones de bastidor y aerodinámicas.

Notablemente evolucionado con respecto a un 935 estándar.

El Porsche 935 es toda un institución de la marca alemana. Basado en el Porsche 930 Turbo de calle, en la segunda mitad de la década de los setenta fue el modelo a batir durante años en los distintos campeonatos de Resistencia, como la IMSA, logrando múltiples victorias en varias categorías a ambos lados del Atlántico. Su máximo exponente oficial fue el 935 Moby Dick de 1978, la tercera y última versión del modelo, con potencias entre los 750 y los 845 hp (760-856 CV). A partir de 1979 Porsche eliminó el modelo, por lo que equipos privados como Kremer siguieron evolucionándolo, siendo competitivos unos años más.

Bob Akin era un piloto privado estadounidense que ya había competido con alguno de estos modelos, pero para la temporada de 1982 se planteó una versión aún más radical del 935, ya que entonces el modelo no era la fuerza dominante de unos años atrás, por lo que desarrolló el que pasa por ser una de las versiones más brutales y sobre todo veloces del modelo, que a falta de una denominación oficial, recibe el nombre de 935 L1 Akin de 1982.

Contando con la colaboración de Chuck Gaa de Gaaco, Akin desarrolló lo que denominaban un "Super GTP 935", elevando el rendimiento tanto mecánico como aerodinámico del modelo, de ahí que a simple vista sea complejo distinguir a este ejemplar único como un Porsche 935 más, dado que la gran mayoría de sus paneles exteriores son nuevos.

Solo la línea de techo y parabrisas eran los originales del 930 Turbo.

Los trabajos de Akin y Gaaco sobre el 935 fueron extensos sobre el 935, llegando incluso a construir un nuevo chasis monocasco de aluminio, a pesar de que ya contaban con el del modelo donante. Por lo que las geometrías de la suspensión también eran nuevas.

La normativa obligaba a que se emplearan tanto el techo como el parabrisas del modelo de serie, por lo que solo estos elementos pertenecen al 930 Turbo de calle, el resto, es nuevo. De hecho, en el intento de buscar la máxima eficacia aerodinámica posible, techo y parabrisas fueron inclinados ligeramente para mejorar en todo lo posible el flujo del aire. Todo el frontal es nuevo, extraído directamente de un Lola T600 GTP y transplantado al chasis del Porsche. Los paneles traseros se estiraron todo lo posible, dando la sensación de ser una versión “longtail”, sin embargo, no se alargó toda la zaga, solo los pasos de rueda traseros, lo que le confiere en la zaga un aspecto muy agresivo.

Debido al extenso desarrollo, el modelo no pudo ser estrenado a principios de temporada, por lo que debutó en mayo de 1982, en la prueba de Lime Rock, como preparatoria para Le Mans. La nueva aerodinámica permitió que el modelo alcanzara velocidades más altas, algo fundamental en Le Mans, donde en aquel momento la recta de Mulsanne aún era una recta interminable, sin las chicanes que posee hoy día. Lamentablemente, a las dos horas de carrera un problema de combustible les dejó en la cuneta.

Más de 800 caballos de potencia.

Tras Le Mans, el 935 L1 de Akin compitió en varias pruebas más en Estados Unidos, logrando como mejores puestos un 4º y un 7º puesto en los trazados de Mid-Ohio y Road Atlanta respectivamente, en esta última prueba Akin compartió el 935 con el gran Derek Bell.

Tras 1982, el 9335 L1 formó parte del decorado en las instalaciones de Akin durante años, hasta que fue comprado en 1999 por Jacques Rivard, que realizó una restauración completa, lo que incluyó incluso una reconstrucción del motor de 3.2 litros, que entregaba una cifra indeterminada por encima de los 800 caballos.

Este espectacular deportivo está ahora disponible a la venta en las instalaciones del reputado especialista Canepa, en Scotts Valley, California, y como podemos ver en las imágenes aún luce el dorsal 5, el que dispuso en todas las carreras en las que participó, salvo Le Mans 1982, donde portó el dorsal 76.

Fotos: James Edition

Noticias relacionadas

Porsche 935 Akin 1982: más de 800 CV para la evolución más salvaje del histórico 935
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto