¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Porsche nos muestra su idea de la conectividad en sus coches

11

Dentro de poco no se podrá concebir que un coche nuevo no disponga de conectividad con teléfonos móviles modernos e Internet, pero de momento sigue siendo opcional en muchas marcas. Porsche es una de ellas, y las mostró en sociedad, donde pudimos probarlas brevemente.

¿Que significa la conectividad para Porsche? En palabras de su responsable para España, Tomás Villén, es la extensión de la vida de las personas en un vehículo. Y es que las soluciones de conectividad avanzadas de Porsche están pensadas para ofrecer una utilidad y sensaciones a sus usuarios, ya que todo gira en torno al teléfono móvil de última generación.

En realidad, hablamos fundamentalmente de iPhone, ya que el sistema de conectividad de Porsche solo funciona con esta plataforma. Dado que el 80% de los clientes de Porsche tienen teléfonos de la marca Apple, no hay soporte para Android. No se descarta que lo haya en un futuro, pero "hoy no está en nuestros planes [soporte] para Android Auto", dijo Iván Burgos, Connected Car Manager para España.

Aprovechamos un encuentro entre Porsche, Spotify y Twitter en Madrid para probar en persona el nuevo sistema. Basta con conectar el iPhone mediante cable USB al coche, y el sistema se encuentra disponible con un toque de confirmación. El interfaz es el mismo que se puede encontrare en un humilde Opel Karl, por lo que su utilización resulta trivial. Esto depende más de Apple CarPlay que de Porsche, obviamente. Para entenderlos, el coche es solo una carcasa del sistema.

Existen dos paquetes de conectividad, Porsche Connect y Connect Plus, este último con aplicaciones, acceso autónomo a Internet, etc.

El sistema permite al conductor interactuar con las aplicaciones de uso más habitual, como el propio teléfono, Twitter, Google Maps/Earth/Street View, música almacenada internamente, búsquedas mediante Siri, Spotify, etc. Esto, de serie, pero tiene muchas posibilidades de cara al futuro. Según Pepe López de Ayala, director general de Twitter en España, "El mundo de las apps es imparable".

Porsche Connect, en su versión Plus, está abierto al desarrollo de nuevas aplicaciones, tanto desde la propia marca como por parte de terceros. El objetivo es proporcionar a los conductores de Porsche el máximo de posibilidades que brindan la conexión a Internet para el día a día. Por ejemplo, se puede sincronizar el calendario con el coche, y si se ha concertado una cita en un lugar concreto, la navegación se programa sola para ahorrar tiempo.

También es posible estar conectado a la actualidad mediante Twitter. Se puede ligar la línea de tiempo o favoritos del usuario, y leer los tuits en marcha. En el caso -muy habitual- de que la línea de tiempo tenga mucho ruido, la lectura de tuits puede durar lo que el mismo viaje. También existe la capacidad de mandar tuits en el coche, pudimos verlo en directo, eso sí, con el coche parado o prácticamente parado. Esto se hace así por restricciones legales. No hace falta teclear, se puede hacer con órdenes vocales, eso sí, con calma.

Asistimos al lanzamiento del primer tuit desde un Porsche en España

El futuro de la tecnología es un desafío para Porsche, un fabricante conocido por tener la aplastante mayoría de los coches que ha fabricado en estado de circulación, habida cuenta del elevado poder adquisitivo de sus propietarios. El coche puede sobrevivir a la tecnología: "Si las apps dejan de tener vida digital, dejarán de estar en el coche", dijo Tomás Villén a los asistentes.

¿Pero hasta qué punto es tan importante la conectividad? Según los datos de las últimas ventas de Porsche Ibérica, el paquete Connect ha sido elegido por ocho de cada diez clientes. Se trata de un equipamiento ampliamente demandado. Para mantener el sistema vigente, se pueden descargar actualizaciones de software a través de Internet, siempre con el permiso del propietario.

Los nuevos Porsche con Connect Plus disponen de una conexión a Internet de alta velocidad, 4G LTE, que se puede compartir con hasta cinco dispositivos a bordo vía WiFi. No solo eso, las antenas del coche mejoran la recepción de red móvil y de datos del propio teléfono, alojándolo en el cofre central que hay entre los asientos. Usar las antenas del coche reduce las pérdidas de cobertura y los cortes, especialmente cambiando de celda en la red móvil.

El futuro de la movilidad va ligado de forma inherente a la tecnología, y las fronteras entre la vida diaria y los viajes son muy difusas. Se puede pedir la localización del coche y visualizarla con un Apple Watch, o terminar las indicaciones de navegación allí donde el coche ya no puede continuar (véase Venecia o una zona cerrada al tráfico).

Los responsables de Porsche se mostraron confiados en la alta vigencia tecnológica de la solución basada en Apple CarPlay, no debería quedar obsoleta a medio plazo. ¿Y más allá?"No descartamos ninguna opción de futuro", aseguró Iván Burgos. No obstante, todos sabemos de ejemplos de vigencia relativamente corta en el mundo digital, como pasó con ICQ, MySpace o MSN Messenger.

Puede que un día le pase a Twitter o Spotify, pero no a Porsche. Dijo su fundador que el último coche que se fabricará será un deportivo. Dentro de muchos años, los Porsche que ahora salen de fábrica con conectividad seguramente seguirán circulando aunque no funcione todo tal y como salieron de fábrica. Y es que los coches de esta marca son unos expertos en supervivencia. Puede que se pierda la conectividad, pero se mantendrán las sensaciones.

Noticias relacionadas

Porsche nos muestra su idea de la conectividad en sus coches
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto