¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Potencia en kW, CV y HP ¿cuál es la equivalencia y su diferencia?

    No es lo mismo 1 kW que 1 CV ¿cuál es la diferencia y equivalencia entre unidades de potencia?

    En unidades de potencia, 1 kW equivale a 1.000 vatios y a 1,35 CV aproximadamente, y 1,34 HP. 1 CV son 0,746 kW y 0,986 HP. Las equivalencias en unidades de potencia son fundamentales para comprender los datos de la ficha técnica de un vehículo, en este caso en lo relativo a potencia.

    Para saber las prestaciones de un vehículo es fundamental la ficha técnica; y entre muchos otros datos que nos da esta hoja de especificaciones está la potencia. Pero la potencia máxima de un vehículo, en relación al régimen de giro (revoluciones por minuto de su motor), o no, se puede ofrecer en diferentes unidades como los kilovatios (kW), caballos de vapor (CV) o caballos de fuerza (HP).

    Aunque los caballos de vapor (CV) han sido durante mucho tiempo la unidad más utilizada para conocer la potencia de un coche, a lo largo de los años ha ido tomando protagonismo la potencia en kilovatios (kW) por la sencilla razón de que se trata de la unidad de potencia oficial en el Sistema Internacional de Unidades. Y además, es la que se utiliza para la potencia de los vehículos eléctricos. Y fuera de España es habitual utilizar los caballos de fuerza o HP que, fuera de lo que muchos creen, no es equivalente a CV o caballos de vapor.

    El kW es la unidad de potencia oficial del Sistema Internacional de Unidades.

    Unidades de potencia: kW, CV y HP ¿cuál es la diferencia y equivalencia?

    La potencia es el resultado del par motor por las revoluciones de giro, nos indica la cantidad de trabajo efectuado por una unidad de tiempo. Pero hay varias unidades de potencia que se pueden utilizar en lo que nos ocupa, y no es lo mismo expresar dicha potencia en kW, CV o HP que, como avanzábamos, son kilovatios, caballos de vapor y caballos de fuerza. Vamos uno por uno:

    • Kilovatio (kW): Según el Sistema Internacional de Unidades, el vatio o W es la unidad oficial de potencia. La 'W' la debemos a James Watt, y la 'k' tiene que ver con ser múltiplo de 1.000. Esto mismo explica que 1 kW son 1.000 W; y la relación en esta unidad de potencia es entre julios (trabajo) y segundos (tiempo), habitual para conocer el ritmo de consumo o generación de energía.
    • Caballo de vapor (CV): Debemos esta unidad de potencia al sistema métrico decimal. Tiene su origen en Francia y, en realidad, es la respuesta europea al HP inglés, pero utilizando unidades decimales. Es decir, que parte sobre la base de la unidad de potencia 'caballo de fuerza' o HP, y hace referencia a la potencia necesaria para levantar 75kgf.
    • Caballo de fuerza (HP): Es la unidad de potencia inglesa y también 'inventada' por James Watt -como el vatio-, en su intención por hallar una equivalencia entre las máquinas de vapor y la potencia de los caballos de tiro. Aunque este es su origen, más adelante se extendería al resto de las máquinas, y esta misma unidad de potencia se llevó a otros países (PS en Alemania, por ejemplo), midiendo en cualquier caso la potencia necesaria para elevar 33.000 libras a 1 pie por segundo.
    • El CV tiene su origen en ofrecer una unidad de potencia decimal alternativa al caballo de fuerza anglosajón.

    Equivalencia entre las unidades de potencia kW, CV y HP

    Según lo anterior, y conociendo cuál es el origen de cada unidad de potencia y qué significa cada una de ellas, en el siguiente listado podemos ver la equivalencia entre unidades de potencia. Unos valores que nos ayudarán a comprender sus diferencias y, cómo no, a hacer el cálculo correspondiente para tener la cifra de potencia en la unidad que más nos interese a cada momento. Es la base para convertir kW a CV y al revés.

    • 1 kW = 1,36 CV
    • 1 kW = 1,34 HP
    • 1 CV = 0,986 HP
    • 1 CV = 0,736 kW
    • 1 HP = 0,746 kW
    • 1 HP = 1,014 CV

    ¿Cuál es la unidad de potencia que deberíamos utilizar?

    En realidad, aunque en Europa Occidental estemos acostumbrados a medir la potencia de los coches -y de otros vehículos- en caballos de vapor o CV, la unidad de potencia que deberíamos utilizar es el kilovatio kW. ¿Por qué? Porque, como avanzábamos, esta unidad de potencia es la medida oficial de potencia del Sistema Internacional de Unidades.

    Mientras que en España hemos estado acostumbrados, como en muchos otros países de Europa, a medir la potencia en CV, hay en países como Gran Bretaña, Alemania o los Estados Unidos, donde han estado utilizando los caballos de fuerza o HP. No obstante, sigue siendo igual de conveniente hacer uso del kW.

    Y ahora, con la llegada y el cada vez mayor protagonismo de los coches eléctricos, se hace más conveniente que nunca la utilización de los kilovatios o kW como unidad de potencia, y no solo para vehículos con este tipo de sistemas de impulsión, sino también para los que cuentan con mecánicas térmicas.