¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Qué relación tiene el absentismo de vehículos en la ITV y el negocio de los talleres?

Según Solera, empresa experta en inteligencia del automóvil, el sector de la postventa está perdiendo unos 500 millones de euros al año. Los vehículos que no circulan con la ITV al día y no subsanan sus defectos son un problema.

Para los turismos particulares, a partir del cuarto año hay que pasar inspecciones técnicas cada dos años, y a partir del décimo, anualmente. Las inspecciones llevadas a cabo por las ITV son un mecanismo básico para mantener el parque de automóviles en un estado al menos aceptable para circular con mínimas garantías.

Entre las múltiples ponencias de la XXIX edición del Congreso & Expo de Faconauto, una de las patronales del automóvil, se ha puesto de relieve este problema en el informe "La posventa está en el centro". La empresa Solera ha dado con la cifra, 500 millones de euros al año que el sector de la posventa deja de ingresar por aquellos vehículos que no están cumpliendo con los plazos de la inspección técnica.

Si todos esos vehículos cumpliesen con su obligación de tener la ITV en vigor, los ingresos de la posventa pasarían de 2.100 millones de euros anuales a 2.600 millones de euros, es decir, un aumento del 25%. Por otro lado, se generarían más ingresos en forma de impuestos y cotizaciones sociales en caso de necesitarse más mano de obra.

Por una simple razón de tamaño y volumen de vehículos, la posventa se beneficia fundamentalmente de los ingresos obtenidos en las autonomías de Andalucía, Cataluña y Madrid. Solera también constata en su informe que los conductores contemplan pasar la ITV en otras CCAA limítrofes si se benefician de precios más competitivos (ya que no están homogeneizados).

La mayor parte de la facturación de la posventa relacionada con la ITV está relacionada con subsanar defectos graves, el 60% del total. Subsanar los defectos leves se lleva el 40% restante. Donde más pasan los vehículos la ITV a la primera es en la Comunidad Valenciana, con un 12% de rechazos, y donde más rechazos hay es en Melilla, más de la mitad no aprueba a la primera.

El sector lleva tiempo avisando del problema del absentismo de vehículos a la ITV, que además del evidente daño económico supone un problema colectivo, la seguridad vial. Los vehículos que no superan la inspección pueden tener defectos graves en sistemas vitales como frenos, neumáticos, dirección, etc. Anteriormente exigieron que no se pudiera renovar el seguro sin la ITV al día.

¿Qué pasa si un vehículo no cumple con la ITV? Solo sanciones económicas

Se calcula que en nuestro país 2 a 4 millones de vehículos circulan con la ITV caducada. Las sanciones no son suficientemente disuasorias, como vamos a comprobar a continuación. Los controles rutinarios de los agentes de seguridad son el medio habitual para detectar vehículos sin la inspección al día.

Hay tres sanciones relacionadas con la ITV caducada. En el caso de ser sorprendidos circulando con la inspección caducada, la multa es de 200 euros con posibilidad del 50% de descuento, y no comporta pérdida de puntos. En teoría se da al conductor un permiso provisional para circular a un taller para subsanar los defectos durante 10 días.

Lo mismo pasa al circular con la ITV desfavorable, es decir, habiendo cumplido con el plazo de inspección pero sin subsanar los defectos: 200 euros y sin puntos. En el caso de circular con la ITV negativa, con defectos muy graves, la sanción es de 500 euros, no hay posibilidad de reducción y tampoco se detraen puntos del carné.

Si nos fijamos en el ejemplo japonés, comprobaríamos los efectos positivos que tiene un sistema de inspecciones técnicas más severo. Las shaken japonesas son tan estrictas que pocos vehículos de más de 10 años las pasan, y menos aún si pasan de 15, por lo que el ritmo de renovación del parque es más alto. Es muy difícil ver en Japón vehículos en mal estado.

Además, también son inspecciones muy caras, aunque también tienen una parte positiva: implican renovación del seguro obligatorio. Sin llegar a este extremo, que en parte motiva que los japoneses cambien de vehículos más a menudo, en España hay margen para endurecer las sanciones contra los que no cumplen con tan elemental requisito: tener el vehículo en un estado aceptable. Y con un parque con una edad media alta esto es más importante si cabe.

Solera añadió en su informe que en los próximos 5 años el negocio de la posventa caerá por el aumento de vehículos pero no de conductores, y que fórmulas modernas como las bicicletas eléctricas, patinetes (VMP), motos y coches de alquiler por minutos o la mayor acumulación de población en las ciudades hará reducir el esfuerzo de los automovilistas por mantener los vehículos en buen estado.

Fuente: Solera

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto