¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Quién paga la multa de la ITV caducada, ¿el conductor o el titular?

    La multa de la ITV caducada siempre la pagará el titular del vehículo.

    No todas las multas de tráfico o relacionadas con un vehículo las paga la misma persona y en ocasiones nos puede surgir la duda. En el caso de la ITV caducada, ¿debe hacer frente a la misma quien conduce el vehículo en el momento de la multa?

    Siempre que se adquiere un vehículo, este debe estar a nombre de una persona o empresa, que será el titular del mismo. Pero eso no quiere decir que sólo una persona puede conducirlo.

    Por eso, en ocasiones nos puede surgir la duda sobre quién se hace cargo de una multa cuando, por ejemplo, nos paran con el coche de un amigo o familiar o conducimos una coche o furgoneta que es propiedad de la empresa para la que trabajamos.

    «Cuando se trate de una multa relacionada con la documentación, será el propietario o titular quien deba asumir la sanción»

    Por regla general, toda multa que guarde relación con la seguridad vial, como puede ser un exceso de velocidad, no respetar las señales o circular con los neumáticos en mal estado, recaerá en el conductor que realizó dicha acción.

    Por el contrario, cuando se trate de una multa relacionada con la documentación, será el propietario o titular quien deba asumir la sanción y sus consecuencias.

    Dicho de otro modo, si circulamos con el coche de un amigo y nos saltamos un STOP, seremos nosotros quiénes debamos hacernos responsables de la muta. Si por el contrario, nos paran en un control y el coche tiene la ITV caducada, como es el caso que nos ocupa, será el propietario o titular del vehículo quien deba hacerse cargo. Algo que también ocurre en el caso de los vehículos de alquiler.

    Notificación de multa en mano

    A la hora de tramitar una denuncia y su correspondiente multa, existen dos modos de actuar por parte de las autoridades de tráfico.

    El primero es el que incluye entregar la multa en mano, bien porque se ha realizado un control en la carretera o porque nos han parado tras cometer la infracción.

    Todo lo relacionado con la conducción y el estado del vehículo en el momento de la infracción es responsabilidad del conductor.

    En ese caso -y siempre que se trate de una infracción relacionada con la seguridad vial o la conducción-, el agente de tráfico nos entregará la denuncia a nuestro nombre.

    En caso contrario, ITV caducada, permiso de circulación no válido, etc, el titular también será notificado de la multa y deberá hacerse cargo de ella.

    Notificación de multa no entregada en mano

    También puede suceder que nos hayan impuesto una multa sin habernos comunicado la misma en el momento. Bien por un radar de velocidad o por cualquier otra razón que no hizo posible o necesario que se nos diera el alto en el momento de la infracción.

    En ese caso, se nos puede comunicar a través de notificación postal en nuestro domicilio o de manera electrónica, aunque en este caso siempre será el titular o propietario del vehículo quien la reciba.

    Dependiendo de la infracción, la responsabilidad será de uno u otro. Si esta no conlleva pérdida de puntos, es el titular quien debe hacer frente a la multa.

    Si, por el contrario, la infracción acarrea pérdida de puntos, siempre existe la obligación de identificar al conductor del vehículo en el momento de la infracción para que sea este quien se haga responsable. Además, de no hacerlo, la misma puede acabar siendo del doble o el triple de lo estipulado normalmente para dicha infracción.

    Las multas que debe pagar el titular y las que debe pagar el conductor

    A modo de resumen final, vamos a determinar qué multas debe pagar cada uno de los posibles implicados en una multa de tráfico.

    El titular del vehículo es responsable de las siguientes multas:

    • Todas las relacionadas con la ITV, documentación y seguros.
    • Multas de aparcamiento.
    • Multas no notificadas en el momento y con retirada de puntos (el titular debe identificar al conductor si no ha sido él).

    El conductor del vehículo es responsable de las siguientes multas:

    • Las resultantes del mantenimiento del vehículo (neumáticos, elementos obligatorios, etc).
    • Multas notificadas al conductor en el momento o en las que ha sido identificado por el titular, relacionados con la seguridad vial o conducción (exceso de velocidad, uso del móvil y cinturón, alcohol, no respetar señales, etc).

    Fotos: Freepik | Pixabay