¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Este Rolls-Royce era una oficina móvil de 1 millón de dólares de los 80s

13

Esta impresionante limusina descapotable tipo Landaulet basada en el Rolls-Royce Silver Spirit I costó nada menos que un millón de dólares en 1989, lo que la convierte en uno de los modelos nuevos más caros de esa década. Irónicamente, no fue pagada, por lo que el carrocero responsable de esta obra tuvo que requisarla.

Rolls-Royce Silver Spirit I Emperor State Landaulet de Hooper.

Hasta la llegada del Bugatti Veyron, hace poco más de una década, no había en el mercado ningún modelo que tuviera un precio público de un millón de dólares. Aunque eso no significa que no los hubiera, pues siempre ha habido pedidos especiales y sobre todo, carroceros de todo tipo dispuestos a satisfacer hasta los caprichos más extravagantes. Por lo que sí que existían vehículos de 1 millón (y más caros), el problema era que la mayoría de las veces no llegaban a trascender sus precios.

Este extraño vehículo modificado es precisamente uno de ellos y además uno con bastantes años a sus espaldas, pues este Rolls-Royce Silver Spirit recarrozado por Hooper costó un millón de dólares en 1989, lo que suponen poco más de 2 millones actuales (2.006.464,25 $). Por lo que podemos dar por hecho que este fue uno de los modelos nuevos más caros vendidos en esa década.

Esta impresionante limusina fue realizada por los artesanos del especialista británico Hooper, uno de los más reputados carroceros especializados en la firma de lujo británica. El nombre completo de esta pieza es Rolls-Royce Silver Spirit I Emperor State Landaulet, aunque también recibe el sobrenombre “El carro de los sueños” y está basada en una unidad alargada del Silver Spirit.

Esto era lo más parecido a una oficina móvil que podíamos encontrar a finales de la década de los ochenta.

Curiosamente, esta mastodóntica limusina no fue un encargo para un jeque árabe ni para un caprichoso multimillonario occidental, sino que fue encargada por una compañía británica para ser usada en eventos con fines benéficos, y aunque contaba con un precio ya de por si llamativo en aquella época, la factura nunca llegó a ser pagada, por lo que Hooper tuvo que recuperar el vehículo, manteniéndolo bajo su propiedad hasta el año 2010, momento en el que fue vendido a la conocida colección Calumet en Suiza.

El modelo a grandes rasgos es un Rolls-Royce Silver Spirit estándar, que primeramente ha tenido que ser extendido hasta su longitud actual y luego ha recibido el recorte trasero para convertirlo a su configuración Landaulet, con una pequeña capota de lona sobre las plazas traseras. A nivel mecánico no vamos a encontrar diferencias con respecto al modelo de serie, por lo que cuenta con el V8 de 6.75 litros habitual, sin embargo, en el habitáculo podemos encontrar todo tipo de detalles y acabados de lujo, incluyendo el habitual minibar además de un ordenador portátil, teléfono, fax y por supuesto, un reproductor de CD. Esto era lo más parecido a una oficina portátil que podíamos encontrar en aquel momento.

Este ejemplar va a ser subastado el próximo mes de enero por RM Sotheby's en su evento en Scottsdale, Arizona, donde por el momento no se ha anunciado el valor estimado de esta pieza, que a grandes rasgos se encuentra como nueva.

Noticias relacionadas

Este Rolls-Royce era una oficina móvil de 1 millón de dólares de los 80s
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto