¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Saab ha muerto

1

Al final ocurrió lo que se venía rumoreando desde hace meses y especialmente después de la fallida operación de compra de Saab a General Motors por parte de Koenigsegg, el fabricante de deportivos también sueco, General Motors acaba de anunciar el fracaso de la negociación con Spyker y que por lo tanto no continuará sus operaciones en Suecia. Saab ha muerto.

Spyker, la última carta que tenía la marca sueca para asegurar su continuidad finalmente no pudo conseguir la financiación para cubrir la operación de compra, hecho que ya era conocido y que tanto Nico Esteban y yo os comentamos en artículos anteriores sobre esta situación, dada su delicada salud financiera.

Así se pondrá final a una aventura que comenzó en 1990 cuando General Motors se hizo con la propiedad de Saab, mítica marca en el mundo del motor y que pese a los esfuerzos y grandes inyecciones de capital no consiguió capturar una cuota de mercado lo suficientemente sólida para asegurar su continuidad.

El presidente de General Motors Europa Nick Reilly dijo que lamentablemente y pese a los esfuerzos por ambas partes, no había sido posible culminar con éxito la transacción de venta a Spyker, el fabricante alemán de deportivos que volvió a resurgir de las cenizas unos años atrás, pero que no cuenta con la solvencia suficiente para enfrentar una compra de esta envergadura.

También General Motors ha declarado que el cierre y desmantelamiento de Saab se hará de forma progresiva y ordenada y que en ningún caso se recurrirá a la figura de la bancarrota o la liquidación forzada y que todos los acreedores serán debidamente liquidados, manteniendo las garantías vigentes en sus coches así como la continuidad de piezas y partes.

Crónica de una muerte anunciada, desde hace meses que hemos ido siguiendo esta historia, la que tuvo un desenlace anunciado cuando Koenigsegg no pudo hacerse con Saab. Desde entonces hemos asistido a una muerte lenta, con escenas de aparente resurgimiento, pero la verdad es que Saab, la otrora mítica marca sueca y que deslumbró al mundo con grandes avances tecnológicos ya estaba condenada al desguace y a ser vendida por partes a los chinos de BAIC, para que la transferencia tecnológica sea mínima y que no puedan volverse competidores de peso para GM.

¿Y qué pasará con el nuevo Saab 9-5?, la reciente estrella de la marca desvelada en el pasado Salón de Frankfurt... Honestamente creo que no será lo mismo con el emblema de BAIC en el capó. En fin, el mundo del motor y las crisis son así... Saab descansa en paz.

Noticias relacionadas

Saab ha muerto
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto