¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El SEAT León se embarca en la conducción autónoma con el prototipo Diana

    El SEAT León se embarca en la conducción autónoma con el prototipo Diana
    9
    El SEAT León autónomo forma parte del proyecto DianaSEAT
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    La firma española se mete de lleno en la más avanzada tecnología de conducción autónoma. El nuevo SEAT León sirve plataforma técnica para el avanzado proyecto Diana, que se encuentra ya en la fase de pruebas con un nivel 3 de autonomía.

    SEAT esotra de las marcas que se ha metido de lleno en la tecnología de la conducción autónoma. Un equipamiento que se verá en una nueva generación de modelos de nivel 3 en el que todavía la supervisión del conductor será obligatoria. La firma española trabaja ya con prototipos cargados de dispositivos que están realizando pruebas en circuitos propios y en el de las empresas asociadas al proyecto Diana.

    Así es como se ha bautizado al primero de los prototipos basados en el nuevo SEAT León. El compacto de la marca podría pasar desapercibido si no fuera por el enorme dispositivo que equipa en el techo, uno más de la potente red que forman los diferentes asistentes de conducción, y que se han embarcado a bordo con cinco sensores LiDAR y el mismo número de sensores de radar, seis cámaras, una docena de ultrasonidos y ocho unidades de control que garantizan una visión de 360º.

    El SEAT León se convierte en un prototipo autónomo

    Los especialistas del Centro Tecnológico de Automoción de Galicia también trabajan este proyecto, en el que han conseguido que el prototipo Diana asuma la tarea de la conducción. Es decir, aunque necesita la supervisión del conductor, este León puede funcionar como un chófer autónomo en una fase muy limitada, pues solo lo hace en tráfico de baja velocidad o en maniobras.

    Además, también toma el control en la función de aparcamiento autónomo conocido como «Valet Parking» y en una más interesante bautizada como «Summoning». ésta permite recoger al propietario en una ubicación tras recibir una solicitud expresa a través de una aplicación en el smartphone. Oriol Mas, ingeniero de I+D de SEAT SA, ha explicado que «Gracias al sistema de localización de mapas HD con precisión de centímetros, el automóvil sabe en todo momento que está en el carril correcto».

    El mismo ha añadido que «Cuando el automóvil se detiene para recoger al usuario, las puertas se desbloquean por sí mismas y los indicadores señalan que el vehículo está parado. Una vez que el usuario ha entrado y cerrado la puerta, se vuelve a bloquear, el coche señala el arranque y se pone en marcha. En caso de un obstáculo en la carretera, como un peatón, el automóvil es capaz de detectarlo rápidamente y frenar por sí solo. Una vez que el coche deja al usuario en el destino elegido, busca un espacio libre y se estaciona automáticamente».

    Todo un paso adelante en la marca española, que ahora trabaja para que el funcionamiento sea 100% seguro y aspirando al cuarto nivel, en el que el propio coche será capaz de asumir una conducción plenamente autónoma, que no requerirá al conductor para que retome el control.

    El SEAT León se embarca en la conducción autónoma con el prototipo Diana