Los sedanes y berlinas no están acabados en Europa

Pese a la caída de las ventas de los sedanes y las berlinas, siguen teniendo futuro, aunque con algunas diferencias respecto a ahora. Los fabricantes piensan en gustos globales, electrificación, carrocerías más estilizadas y con un poder de seducción en alza.

BMW M8 Gran Coupé Concept en el Salón de Ginebra

Las carrocerías convencionales de tres cuerpos (berlina y sedán) han perdido mucho terreno en Europa, y eso es evidente. Principalmente son exitosas en el segmendo D, sobre todo en gama Premium, y en menor medida en los segmentos E y F. Las categorías inferiores han sido colonizadas por los compactos y los SUV. Fuera de Europa siguen siendo imprescindibles.

Durante el año pasado, se vendieron en Europa 669.393 sedanes y berlinas nuevos, de acuerdo a JATO, lo que representa una cuota de tan solo el 4%. En cambio, los SUV -acumulando todos sus subsegmentos- representaron 4,56 millones de unidades, lo que significa el 29% de la cuota. En algunas marcas generalistas los sedanes y berlinas han desaparecido.

Si miramos las tendencias de diseño, además de crossover a punta pala, también empiezan a ganar notoriedad los coupés de cuatro puertas, familiares, shooting brake o como queráis llamarlos. Son evoluciones del sedán clásico con mayor practicidad y más seductores a nivel de diseño que el típico coche fúnebre de antaño.

Ni siquiera el segmento D se libra de las caídas de matriculaciones de sedanes. Datos de febrero de 2018 en la Unión Europa - Fuente: JATO

Ciertamente las carrocerías de tres volúmenes tienen una serie de inconvenientes, como una mayor longitud, su encaje en segmentos humildes es muy complicado, y que se están quedando prácticamente como un producto Premium. En cambio, a igualdad de segmento, un tres volúmenes es más económico que un SUV en casi todo: compra, seguro, mantenimiento, combustible, etc.

Solo por la existencia de los mercados estadounidense, chino, japonés o surcoreano -los más importantes- la mera existencia del sedán y la berlina como género no están amenazados, aunque puede estar en discusión que se hagan exclusivamente para el mercado europeo o pensando principalmente en él.

Los sedanes son muy rentables en gama alta, solo por eso, difícilmente van a desaparecer

Si hacemos un repaso al Salón de Ginebra, se presentaron varios prototipos de este tipo: Aston Martin Lagonda Vision, BMW Concept M8 Gran Coupe, Hyundai Le Fil Rouge, Giugiaro Sibylla concept, Pininfarina HK GT y Volkswagen I.D. Vizzion. De producción en serie debutaron el Audi A6, el Mercedes-Benz AMG GT y el Peugeot 508. Además, hoy mismo se ha mostrado el Lexus ES para Europa.

El Dacia Logan aguanta desde antes de la crisis, la ha superado, y sobrevivirá a la misma, pues tiene cosas de coche grande a precio de coche pequeño

Todos esos modelos se han diseñado o se han pensado para un público más global, no tanto europeo, y fundamentalmente pensando en gente de alto poder adquisitivo. No sobran las propuestas para segmentos B o C, donde hay pocos representantes en activo, pero algunos han logrado buena posición como el Dacia Logan (desde 2005, tiene mérito).

Lo que parece más o menos claro que no va a volver a ocurrir es que a un modelo diseñado para ser de dos volúmenes se le injerte un tercer volumen, a modo de cuerpo extraño, como puede ser el famoso Citroën C4 Sedan que se comercializó hace 10 años en Europa (y duró poco).

En Europa se han estrellado en ventas varios sedanes en el plazo de 10 años, sobre todo en marcas generalistas

Modelos como el Ford Focus sedán no van a venir, pero sí cosas como el Honda Civic sedán o Hyundai i30 Fastback. No representan grandes volúmenes de venta, pero tienen su público. A fin de cuentas, los SUV no han acaparado todos los gustos en todos los segmentos, y siempre habrá una minoría resistente a subirse en un coche elevado o alto.

Pininfarina HK GT en el Salón de Ginebra

Al menos en gama Premium, los cuatro puertas deportivos y demás derivados seguirán siendo interesantes por un precio menor que el SUV equivalente, y porque cuando caigan de cuota volverán a representar exclusividad. Los SUV cada día ocupan menos ese papel porque ya están por todas partes, en casi todas las marcas, y en casi todos los segmentos.

Las modas van y vienen

Además, pensando en un futuro con coches eléctricos por doquier, las carrocerías de cuatro puertas son más aerodinámicas y tienen mejor rendimiento, ejemplo perfecto es el Tesla Model S. Pudiendo estirar las batallas y acortando los voladizos, volverán a ganar habitabilidad, perdiendo ventaja los crossover.

En definitiva, para los sedanes y berlinas llegará un momento en que no caerán más, y los SUV acabarán estabilizando sus crecimientos. Si ninguna norma o legislación les penaliza, el mercado tenderá a equilibrarse. En gama media y baja veremos más bien pocos, pero en gama alta siempre tendrán su sitio, es un concepto tan viejo como el propio automóvil, y los SUV son consecuencia de una moda relativamente reciente.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×