Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Segmentación de mercado: cómo se clasifican correctamente los coches

En esta ocasión te vamos a explicar por qué los fabricantes clasifican su oferta de productos en función de segmentos y trataremos de ver qué ha ocurrido en los últimos años con la llegada de nuevos modelos que no se sabe muy bien si se encuentran encuadrado en uno u otro.


Los diferentes modelos del mercado se clasifican por su longitud hasta cierto punto en los que entran otros factores

La segmentación es fundamental en cualquier fabricante de productos que cuente con una gama medianamente amplia, ya que clasificando sus modelos puede dirigirse a un tipo de cliente en especial atendiendo a sus necesidades y, en función de ello, trazar las estrategias de ventas adecuadas.

La segmentación permite detectar los nichos de mercado, oportunidades especiales que pueden suponer un punto de inflexión frente a la competencia, pero también cuentan con un riesgo. Una apuesta con buen resultado fue el BMW X6 abriendo el nuevo nicho de los SUV Coupé; una apuesta que salió mal, el CLS Shooting Brake; un familiar con aspecto de coupé que no ha triunfado lo suficiente como para contar un sustituto.

Una clasificación generalmente admitida, como la siguiente tabla, es la que divide al mercado del automóvil en seis segmentos identificados con las primeras seis letras del abecedario, que se realiza según la longitud del coche, aunque algunos cuenten con factores como la potencia del motor: un Clio RS continuará siendo un utilitario a pesar de su nivel de potencia, siendo un argumento incorrecto.

El segmento A se conoce también como de los Urbanos y no genera duda alguna. En cambio, el segmento B de los Utilitarios sí, ya que hasta hace unos años la longitud se extendía desde 3,7 metros hasta 3,90 metros, pero desde hace pocos años ha pasado la barrera y llega hasta los 4,20 metros. Un claro ejemplo es el del Renault Zoe con sus 4.084 milímetros.

En esta cota de longitud comienza el segmento C de los Compactos, pero en éste hay que diferenciar por carrocerías, ya que los cinco puertas se extienden de 4,20 metros a 4,50 metros, como el Audi A3, pero en las berlinas de tres volúmenes la longitud alcanza hasta los 4,60 metros, caso del Mazda3 SportSedán que se va hasta 4.580 milímetros.

El segmento D ya pasa a un nuevo nivel, con modelos más grandes que se van de los 4,60 metros hasta los 4,90 metros, aproximadamente, Un ejemplo de longitud mínima es el Serie 3 Berlina con 4.633 milímetros frente a un Insignia Grand Sport que se queda justo en el límite con 4.897 milímetros.

Renault Talismán y Opel Insignia Grand Sport, dos modelos posicionados a medio camino de los segmentos D y E

Este segmento es peculiar porque incluye modelos con una longitud que puede posicionarse en un segmento u otro, pues se han convertido en los estandartes de la marca, pero por cuestiones de marketing se quedan en una posición intermedia. Un caso es el Peugeot 508; con 4.829 milímetros nació para sustituir al 407 y 607, reconociendo la marca francesa que la estrategia falló en cierta medida. El nuevo 508 será un poco más corto.

El segmento E es el del lujo, con modelos que se encuadran entre 4,9 metros y 5 metros. A partir de esta longitud, el segmento F "de representación" con más de 5 metros y dignos representantes del poder de la marca.

En todos los segmentos se incluyen diferentes tipos de carrocerías sin distinciones, desde un simple tres puertas hasta un SUV o un roadster. En ocasiones cuando leemos C-SUV se piensa que es un segmento propio en función de un tipo de carrocería y es una interpretación incorrecta. Es una mera forma de abreviatura, un "Compact SUV" o un SUV para el segmento C.

Cuando algunos modelos se encuentran en un limbo...

En algunas ocasiones, podemos encontrarnos modelos que, por dimensiones se pueden ajustar a dos segmentos.En este caso, es conveniente comprobar en qué plataforma se basa. Es el caso del nuevo Volkswagen T-ROC. Para algunos, sus 4.234 milímetros lo sitúan como un modelo del segmento B, pero en realidad es un segmento C, ya que está basado en la misma arquitectura que el Golf, y no lo decimos nosotros, sino que el propio fabricante lo define como un segmento C.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto