¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Desvelado el Shelby Lone Star Cobra III prototipo tras su restauración

El prototipo único del Shelby Lone Star, el biplaza desarrollado tomando como base el Ford GT40 para ser el sucesor del Shelby Cobra, ha sido presentado en el Amelia Island Concours d'Elegance 2018 tras una intensa restauración que ha llevado años.

Shelby Lone Star, el único prototipo fabricado.

El pasado fin de semana fue presentada al público presente al Amelia Island Concours d’Elegance una pieza única muy especial, el único ejemplar fabricado del Shelby Lone Star, el proyecto que trataba de crear el sucesor del mítico Shelby Cobra. También llamado Cobra III, pues ese en teoría iba a ser su denominación, tuvo que ser rebautizado debido a que Cobra era en ese momento una marca propiedad de Ford, por lo que se optó por bautizarlo con un nombre que hacía alusión al estado que vió nacer a Carroll Shelby.

Este prototipo es una de las piezas más desconocidas de la dilatada y conocida historia de Carroll Shelby y su compañía, a lo que desde luego no ha ayudado que haya sido visto en muy pocas ocasiones desde mediados de los años setenta. De hecho, tras un gran tiempo oculto, ha pasado los últimos años sometido a un profundo estado de restauración. Los trabajos para devolverle el brillo del primer día han sido ingentes y muy complejos, pues por su naturaleza de prototipo y pieza única no existen repuestos en el mercado.

En manos privadas desde hace décadas, esta ha sido la primera vez que el modelo ha sido expuesto en público tras su restauración, convirtiéndose en uno de los focos principales del evento.

Es realmente pequeño.

Aunque la idea original de Shelby era la de crear una suerte de evolución del concepto original del Cobra, a pesar de ser un modelo totalmente nuevo, la abundancia de proyectos que manejaba en aquel entonces provocó que dejara el desarrollo del Lone Star a la compañía británica John Wyer Automotive Engineering (JWAE), quienes ya colaboraban en el proyecto Ford GT40. Estos tenían una visión totalmente diferente del modelo, en lugar de un esquema de motor delantero y tracción trasero decidieron tomar como base el conocido GT40, y a partir de su bastidor decidieron crear una versión más civilizada para calle.

El resultado fue un deportivo mucho más radical de lo planteado en un principio, por lo que a pesar de ser evidentemente mejor, cuando fue presentado a Ford esta lo rechazó, relegando el Lone Star al olvido. A día de hoy siguen sin conocerse los motivos que tuvo la marca, pero un solo vistazo al prototipo nos puede dar una pista, más que un deportivo de calle parece un deportivo destinado a Le Mans, extremadamente pequeño, afilado y bajo, cuenta con un habitáculo mínimo, al que no es cómodo acceder.

Tras 10 años de intensa restauración, el Shelby Lone Star vuelve a brillar como el primer día y seguramente será un protagonista habitual en los más selectos eventos estadounidenses.

Fotos: Youtube CAR REVS DAILY

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto