¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Construye tu simulador de coches: volantes, pedales, asientos y todo lo que necesitas saber

    La estructura debe adecuarse a ti y al hardware que vayas a instalar.

    Construir tu propio simulador de coches no es fácil ni barato. Conoce de qué se componen, cuáles son los mejores videojuegos de simulación de conducción y, en definitiva, todos y cada uno de los detalles que debes conocer a nivel de software y de hardware.

    Para los amantes de los coches, y de la conducción, no hay nada como montarse en un vehículo real y pisar el pedal del acelerador ¿no es así? Pero también tenemos a nuestro alcance la tecnología, el simulador de coches, para montarnos en vehículos que en la realidad no podríamos, sentir cómo se comportan y ponerlos a fondo en lugares a los que no podemos ir.

    Un simulador de coches no es más que eso, la tecnología que hace posible que sintamos como real una 'imitación' del vehículo y del terreno, y del comportamiento del coche en estas circunstancias. Son videojuegos a nivel de software, pero juegos muy concretos y con un nivel de realismo extraordinario. Y a nivel de hardware hay piezas que, en realidad, son producto de una ingeniería sorprendente. Vamos allá.

    Playseat es uno de los proveedores de asientos con mejor calidad precio, con una gama muy completa de productos

    ¿De qué partes se compone, o se tiene que componer un simulador de coches?

    Como avanzábamos, hay dos partes esenciales en un simulador de coches: software y hardware. El software será un videojuego y, por lo tanto, deberíamos abordar la cuestión buscando los mejores simuladores de conducción para las varias plataformas posibles, es decir, para consola y PC. En consola hay títulos muy buenos, pero un verdadero simulador de coches nos va a obligar a irnos al PC.

    Y la otra parte es el hardware. El hardware arranca desde la propia plataforma escogida, que como avanzábamos será la consola o el PC. Pero continúa con el volante, los pedales, el cambio, la estructura usada para todo esto que estará compuesto de una base para el pedalier, otra para el volante, otra para el cambio y un asiento tipo baquet de competición.

    Y hay otras partes de hardware a tener en cuenta como la pantalla, o el conjunto de monitores, así como el sistema de sonido. La intención, tanto con el software como con el hardware, es conseguir que esta simulación nos entyregue el máximo realismo posible y la máxima fidelidad posible también a nivel de sensaciones físicas. Y si todavía estás algo perdido, no te agobies porque vamos a ir desgranándolo todo, poco a poco, para que puedas hacerte tu propio simulador de coches en base a tu presupuesto.

    Los simuladores de conducción no destacan por sus gráficos sino por sus fisicas realistas.

    Los mejores videojuegos tipo 'simulador de coches': simulación de la conducción

    Videojuegos de coches hay muchos, muchísimos, pero diferenciamos entre arcade y simulación. Los primeros buscan el entretenimiento sin ser fieles a la realidad de la conducción, mientras que los simuladores sí pretenden acercarse a la realidad de la conducción. Así que en este caso, los arcade van a quedar fuera de nuestra selección y vamos a centrarnos, efectivamente, en todo el campo de los simuladores de coches.

    No vale cualquier videojuego de coches, la simulación busca ser realista y fiel y, sin embargo, los videojuegos arcade no.

    Sabiendo esto, entre los mejores videojuegos, simuladores de coches, están Asetto Corsa, Asetto Corsa Competizione, iRacing y RFactor2. De estos anteriores, salvo los Asetto Corsa, disponibles también para videoconsolas PS4 y Xbox One, todos ellos están disponibles en exclusiva para PC. Y si queremos más opciones, también deberíamos considerar en un segundo escalón los 'simuladores arcade'.

    En esta categoría, con un nivel inferior de realismo, estarían títulos como Project Cars 2, Forza Horizon 4, Forza Motorsport 7, DiRT Rally, Gran Turismo Sport, DiRT 4 y F1 2017. Sí, aunque las hay posteriores, hasta la fecha la entrega de 2017, de la Fórmula 1, es la más fiel a la simulación de la conducción. No obstante, las entregas posteriores también son interesantes.

    Elige tu volante siempre con Force Feedback. Los hay de Fórmula 1, si es tu disciplina favorita.

    Qué hardware comprar para tu simulador de coches: asientos, estructuras, volantes, pedales, sistemas de transmisión, monitores y audio

    Incluso si no escogemos el mejor simulador de coches, de entre los videojuegos anteriores, con las opciones de 'simulación arcade' vamos a lograr una experiencia muy inmersiva si dedicamos un buen presupuesto al hardware. Lo ideal es optar por los simuladores puros, pero el resto de opciones son válidas y, como avanzábamos, un buen hardware puede lograr que tengamos unas excelentes sensaciones.

    Force Feedback no debe faltar en tu volante, es la tecnología que hace que vibre y oponga resistencia al giro cuando corresponde por cuestiones físicas.

    La estructura de tu simulador de coches es una pieza clave. Es la que va a soportar el resto del hardware: los monitores, el sistema de audio si corresponde, el volante y la transmisión, los pedales y el propio asiento, que lo normal es que venga incluido. Así que debería ser resistente y sólida, para aguantar tus movimientos bruscos y, sobre todo, ofrecerte bases de apoyo amplias para cualquier hardware, así como un asiento de coche 'tipo baquet' de competición, con una postura fidedigna.

    Los pedales, que se venden por separado, pueden tener accionamiento hidráulico.

    En este sentido, lo mejor es probar la estructura y especialmente el propio asiento para ver si se adecua a nuestra altura y peso, y comprobar si nos garantiza una experiencia de simulación. Tienes que ver, por ti mismo, si la posición de conducción que te ofrece realmente te hace sentir dentro de un coche, o no.

    El volante es otro componente crítico si nos estamos montando un simulador de coches. Hay muchas características que diferencian a unos y otros, pero debemos de partir sobre la base de que la tecnología Force Feedback (FFB) es esencial, un básico. Esta tecnología nos da la 'conexión' física con lo que está pasando en el videojuego y, al nivel más práctico, se traduce en fuerzas de retroalimentación; es decir, desde la más simple vibración por impacto o irregularidades del terreno, hasta la resistencia al movimiento como en un coche real.

    El tamaño del volante es importante, la inclusión o no de levas para el sistema de cambio en él, que cuente con displays para información como el cuenta revoluciones o la velocidad engranada son, en definitiva, una serie de características que deberíamos revisar además de los materiales de construcción, entre otros aspectos. Fanatec, Logitech o Thrustmaster tienen modelos realmente buenos si estamos buscando un volante de simulación para PC, PS4 o Xbox One. Y en muchos casos, la palanca de cambio estará incluida con el volante.

    Un buen pedalier será metálico, de construcción sólida y con resistencias a la fuerza específicas gracias a su accionamiento hidráulico.

    Los pedales sí suelen comprarse de manera independiente. Los mejores pedales tienen accionamiento hidráulico con resistencias muy específicas a la fuerza para darnos la experiencia más realista, y geometría ajustable así como una construcción sólida. metálica. Lo ideal, evidentemente, es que tengamos un pedal para el acelerador, otro para el freno y un tercero, como en un coche de verdad, para el embrague.

    Con esto anterior ya tendríamos las partes de hardware que corresponden al coche, pero falta el hardware de imagen y sonido para lograr la experiencia más inmersiva. Y lo ideal, aunque evidentemente no entrará en cualquier presupuesto, es contar con tres monitores y que uno de ellos esté justo frente a nosotros. Con esto lograremos un campo de visión más amplio. Si pudiéramos optar por una configuración de tres pantallas Full HD con una alta frecuencia de refresco, de 120 Hz en adelante, sería lo mejor.

    Lo que se persigue es lograr las sensaciones físicas más cercanas a la conducción.

    Para videojuegos no es mejor una alta resolución. No es necesaria la resolución 4K porque, aunque nos brindará la imagen más realista, nos interesa tener una alta frecuencia de muestreo para conseguir más fotogramas por segundo y, de este modo, ser competitivos en el juego online. Sea como fuere, aquí tenemos más margen de elección y deberíamos mirar también el tiempo de respuesta del monitor. Por encima de 1 ms, no es nuestro monitor idóneo para un simulador de coches.

    En último lugar nos quedaría completar nuestro set, nuestro simulador de conducción, con un sistema de audio. Y para lograr la experiencia más inmersiva lo ideal es optar, como poco, por un sistema 5.1 envolvente. Con altavoces esto es complejo por el espacio que ocupan, y porque entonces no podremos jugar a cualquier hora del día, o de la noche. Sin embargo, con cascos gaming podemos conseguir una experiencia ultra inmersiva sin molestar a nadie.

    Unos buenos cascos gaming son la opción ideal, con sonido 7.1 envolvente para introducirnos de lleno en la simulación.

    Unos cascos gaming pueden contar con sonido 7.1 real, o virtualizado, que nos darán una mejor percepción espacial y nos transmitirán de manera milimétrica lo que está pasando en cada parte del vehículo y fuera de él. Son fáciles de conseguir en tiendas online como Amazon, y su precio no es excesivo si lo comparamos, por ejemplo, con lo que van a costarnos los monitores o el propio volante con los pedales, y sobre todo la estructura.

    Pero ¿con cable o inalámbricos? Queda a nuestra elección. Los inalámbricos pueden tener algo de retardo si no son de gama alta y los de cable, sin embargo, pueden resultarnos incómodos. Mi recomendación personal es que optes por los auriculares con cable, también porque con el mismo presupuesto, por lo general, tendrán una calidad de audio superior a unos inalámbricos por el propio coste que implica la tecnología inalámbrica.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto