¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Se acerca el momento más esperado por Tesla: ¿será rentable al fin?

La fecha señalada es el próximo miércoles 1 de agosto. Tesla presentará las cifras del segundo trimestre del año ante una inusatada expectación. ¿La recientemente elevada producción del Model 3 será suficiente para lograr la ansiada rentabilidad de la compañía?.

La factoría de Fremont.

El próximo miércoles 1 de agosto todas las miradas apuntarán a Tesla y sobre todo a Elon Musk, ya que ese día tendrá lugar la presentación de los resultados del segundo trimestre de 2018, el momento en el que la marca tiene que demostrar lo que lleva anunciando tanto tiempo, que han encontrado la senda de la rentabilidad.

La clave de la tan ansiada rentabilidad de la compañía no es otra que las entregas del Tesla Model 3, el modelo de producción en masa de la firma californiana que se ha convertido en uno de los modelos más mediáticos de la historia (no hay más que ver nuestras sección de noticias del modelo) y lamentablemente no siempre por buenos motivos. Sobre todo en el último año, ya que su producción ha sido foco constante de noticias.

Tras cerca de un año de problemas y retrasos en las cadenas de montaje del Model 3, se supone que la marca ya ha alcanzado el ritmo de producción esperado de 5.000 unidades a la semana, aunque no se ha confirmado si esa cifra ha logrado mantenerse a posteriori. Ya que se espera que esa tasa siga en aumento. Esta cifra es de suma importancia, pues solo en función de la cantidad de unidades fabricadas la marca podrá realizar entregas y por tanto cobrar dichas ventas, ya que cuentan (en teoría) con cientos de miles de clientes a la espera de uno de estos ejemplares.

El primer Model 3 AWD Performance.

La compañía lleva ya 5 trimestres presentando cifras récord de pérdidas (consecutivamente, cada trimestre ha sido peor que el anterior) y la respuesta de la compañía a todas las preguntas sobre la rentabilidad de la empresa y su capitalización siempre ha sido la misma: el Model 3. Según Musk, en teoría, una vez alcanzada la tasa de producción deseada del Model 3 la compañía no precisará de más inyecciones de dinero, pues será la propia facturación de las ventas las que insuflen el efectivo necesario. Por lo que en teoría, en el caso de no haber llegado ya a ese punto, las cifras del segundo trimestre deben mostrar ciertos síntomas de mejoría, el ansiado punto de inflexión que señale una nueva tendencia, hacia los números de color negro.

Según adelantan muchos blogueros y youtubers pro-Tesla (en muchos casos con información de primera mano), la mayoría de las cifras de este Q2 no van a cambiar demasiado con respecto al Q1, solo las ventas del Model 3 van a a suponer una diferencia y la compañía ya ha revelado las entregas que se han realizado este trimestre.

Entre abril y junio fueron entregados 40.740 vehículos, lo que supone un importante avance de la compañía de Elon Musk, que nunca había superado las 30.000 unidades al trimestre. De estas cifras 18.440 unidades se corresponden precisamente con el Model 3 (10.258 unidades más que en el Q1 2018), lo que tendrá un impacto importante en las cuentas de la compañía.

Cadena de montaje del Model S.

Actualmente solo se fabrican unidades de la versión ‘Long Range’, cuyo precio parte de los 44.000 dólares antes de opciones, por lo que se cree que la gran mayoría de las unidades entregadas cuentan con un precio medio en torno de los 55.000 dólares (tras sumar elementos tan habituales como el pack Premium, el sistema Autopilot con el Full Self-driving hardware, y alguna opción más, como el color).

Si damos como válidos esos 55.000 dólares de media por unidad, nos encontramos que las 10.258 unidades entregadas de más este trimestre deben haber supuesto más de 560 millones de dólares extras para las arcas de Tesla, a lo que se suman otros conceptos como los 2.500 dólares adicionales de adelanto que se les ha solicitado a todos los clientes que mantienen una reserva del Model 3 y que se les supone aún un número por encima de las 400.000 solicitudes. Si solo la mitad de esas reservas han aceptado ese nuevo pago por adelantado, significarían otros 500 millones adicionales para la marca, en este caso sin tener que gastar un céntimo.

El último balance presentado arrojaba 784 millones de dólares en pérdidas, y ahora, al menos sobre el papel, las arcas de Tesla deberían contar con al menos unos 500 millones de dólares adicionales. Aunque es tan probable que la compañía presente beneficios por primera vez en un trimestre como que vuelva a presentar pérdidas, todo dependerá del resto de áreas del negocio y de los gastos en los que haya incurrido la compañía estos 3 últimos meses, ya que elevar la producción del Model 3 a marchas forzadas no debe haber salido ni mucho menos barato.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto