Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El FBI investiga a Tesla por los objetivos anunciados del Model 3

La prensa estadounidense ha informado que el FBI se encuentra investigando al fabricante de vehículos eléctricos por los objetivos de producción anunciados del Tesla Model 3 en 2017.

Esta investigación trata de esclarecer si Tesla mintió a los inversores anunciando objetivos que eran imposibles de cumplir.

La factoría de Tesla en Fremont.

Según informa The Wall Street Journal, el FBI está investigando a Tesla por los anuncios que realizó sobre los objetivos de producción del Tesla Model 3 en 2017. La investigación está siendo dirigida por la oficina del fiscal de San Francisco y trata de esclarecer si la compañía mintió a sus inversores con respecto a los plazos de producción del nuevo sedán eléctrico. Esta investigación quiere resolver si Tesla realizó estos anuncios y afirmaciones a sabiendas de que dichos objetivos y plazos eran imposibles de cumplir.

El fabricante de vehículos eléctricos tiene ya un largo historial de promesas rotas, y a pesar de ello, sus responsables (Elon Musk sobre todo) continúan empleando la estrategia de adelantar, revelar y mencionar constantemente los maravillosos productos o servicios que están supuestamente ultimando para el futuro, incluso aquellos proyectos que son a largo plazo, lo que en el fondo se traduce en más promesas.

¿Acaso le gusta a Tesla la mala prensa que suponen las promesas y plazos incumplidos?. A ninguna compañía u organización le gusta ese tipo de imagen y por norma general, los responsables hacen lo indecible por no incurrir en promesas que no puedan cumplir, de ahí el silencio de muchas organizaciones acerca de sus proyectos y lanzamientos futuros. Exactamente al contrario que Tesla.

Tesla Model 3.

Son tantos los objetivos anunciados y retrasados de Tesla que incluso en la red podemos encontrar diagramas o animaciones con las promesas incumplidas por Elon Musk, por lo que entendemos que el beneficio de seguir empleando esta estrategia debe ser enorme para la compañía, si no, no tendría sentido alguno.

Pero, ¿cuál es el beneficio?.

El único beneficio que parece sacar la compañía es el aumento en la cotización de sus acciones en bolsa, lo cual además suele ser un impacto directo. Tras el típico anuncio o tweet de Elon Musk, la cotización sufre un repunte inmediato. Lo cual no ha pasado desapercibido para los analistas y los distintos medios estos años, por lo que entendemos que tampoco para los responsables de la marca.

Resulta curioso que Tesla sea la única compañía pública (cotiza en bolsa) de las que son dirigidas por Elon Musk, y que -con mucha diferencia- esta sea la que más emplee esta estrategia, tratando de generar hype constantemente, incluso con lo que no merece. Durante las conferencias con inversores (earnings calls) gran parte del tiempo no se dedica a los resultados financieros (el único objetivo de la reunión) sino a soltar uno tras otro los futuros planes y lanzamientos de la compañía. El tan habitual "vamos a lanzar esto.. estamos haciendo lo otro... no quieren que os diga que vamos hacer..." de Elon Musk en esas reuniones.

Cadena de montaje del Model 3.

Pero, ¿significa que Tesla se está aprovechando del efecto que tienen sobre su legión de aficionados para manipular la cotización de las acciones?. Eso es precisamente lo que trata de averiguar el FBI con respecto a los múltiples anuncios y promesas que Elon Musk y Tesla realizaron en su día sobre los objetivos y las cifras producción del Tesla Model 3, para tratar de esclarecer si fueron realizados a sabiendas que esos objetivos no podían ser cumplidos.

Son muchas las promesas aún incumplidas con el Model 3, a pesar de que por un motivo u otro el modelo no deja de generar titulares. Desde que el Tesla Model 3 fue anunciado originalmente en 2013 (cuando aún era conocido como Model E) hasta la llegada de las primeras unidades de producción en 2017, la marca lo describió en todo momento como un modelo de 35.000 dólares y no como el modelo de 60.000 dólares que es, ya que este es el verdadero precio medio que tienen las unidades salidas hasta ahora de la factoría de Fremont.

Según Musk, siguen sin poder producir esta versión porque resulta inviable económicamente hablando. ¿No supieron esto en ningún momento entre 2013 y 2017?, pues a pesar de de hablar y anunciar largamente el modelo, en ningún momento revelaron otro precio que no fuera el de 35.000 $.

Fuente: The Wall Street Journal

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto