¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Tesla Model 3 es el vehículo más seguro probado por la NHTSA

Las últimas cifras publicadas por la NHTSA revelan que el Tesla Model 3 es el vehículo que presenta menos riesgo de daños para sus ocupantes en caso de accidente. Las cifras son considerablemente más bajas que las de sus competidores.

Tesla Model 3.

De nuevo, uno de los modelos de la siempre polémica Tesla vuelve a brillar en los resultados de las pruebas de choque conducidas por la NHTSA, siglas de National Highway Traffic Safety Administration. En este caso es el Tesla Model 3 aunque solo en su versión Long Range de un solo motor y tracción trasera, cuyos resultados lo sitúan como el modelo más seguro probado nunca por esta organización estadounidense.

Tal y como presenta las cifras la propia marca, el Tesla Model 3 es el modelo que presenta menor riesgo de daños para sus ocupantes en caso de accidente. Lo cual es bastante llamativo si tenemos en cuenta que algunas fuentes previas han tildado la configuración del modelo de poco segura en caso de accidente.

Como por ejemplo la compañía de Sandy Munro, quién llevó a cabo un análisis de despiece exhaustivo, descubriendo que es bastante complicado poder abrir la tapa del maletero delantero, donde normalmente encontramos el vano motor en un vehículo de combustión tradicional y donde se encuentra el dispositivo de corte de corriente. Ya que es necesario llevar una batería de 12 voltios para poder iniciar el proceso y abrir esta tapa, como mostró el propio Munro en el primer vídeo de Autoline sobre el Model 3.

Las cifras facilitadas por NHTSA sitúan al model 3 encabezando la lista de los 50 mejores modelos probados por esta organización desde 2011, con unas cifras de lo más espectaculares en lo referente a las probabilidades de daños en caso de accidente.

Estos resultados son en gran medida consecuencia de la naturaleza eléctrica del Model 3, ya que la ausencia de un motor de combustión tradicional en el vano delantero -y todos los subsistemas relacionados con este- permiten una mayor flexibilidad a los ingenieros y diseñadores para establecer las zonas de deformación controlada para absorber la energía del impacto o reforzar el área del habitáculo y/o de las baterías, que se encuentran en el fondo plano del vehículo, entre los dos ejes.

El resultado del Model 3 no debería sorprender, ya que los otros dos modelos de la marca consiguieron también excelentes resultados en sus pruebas de choque anteriores. Es evidente que Tesla ha mejorado desde entonces, pues los resultados del Model 3 incluso superan los obtenidos por sus hermanos de gama.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto