¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Tesla lanza en Canadá la versión más bizarra del Model 3

Para poder acceder a las subvenciones estatales para vehículos eléctricos, Tesla ha anunciado en Canadá una nueva versión del Model 3 con solo 150 km de autonomía, pero con un precio lo suficientemente bajo para que la gama pueda beneficiarse de las subvenciones a vehículos de emisiones cero.

Tesla Model 3.

Decir que con esta estrategia Tesla ha tratado de esquivar las limitaciones de los requerimientos del gobierno canadiense para acceder a las subvenciones destinadas a vehículos eléctricos es quedarse corto, muy corto. Ya que han anunciado una versión absurda e imposible del Model 3 para que el modelo se pueda beneficiar de las subvenciones del programa iZEV de las autoridades de transporte canadienses.

Sobre el papel, esta nueva versión del Tesla Model 3 es muy similar a las versiones más básicas del sedán eléctrico, aunque con una diferencia fundamental, sus baterías solo le permiten una autonomía en torno de los 150 km. Lo que supone bastante menos de la mitad de la autonomía normal de un Model 3 Standard Range Plus, la actual versión base del modelo en la mayoría de mercados.

El nombre de esta nueva versión canadiense es Model 3 Standard Range, aunque no tiene realmente nada que ver con el Model 3 Standard Range que es (supuestamente) comercializado en EEUU, pues el nuevo no tiene ni la mitad de autonomía.

Tesla Model 3.

Como muchos otros gobiernos, a través de este programa, el canadiense ofrece subvenciones a la matriculación de vehículos eléctricos para impulsar el crecimiento de este tipo de modelos en su parque móvil, sin embargo, ha impuesto limitaciones como un precio máximo, para evitar que esta ayuda vaya a parar al bolsillo de clientes adinerados, que por motivos lógicos no necesitan ayuda estatal de ningún tipo para adquirir un vehículo.

De esta manera, solo pueden acceder a esta subvención vehículos cuyo precio base no exceda de los 45.000 $ canadienses y que con opciones no supere los 55.000 $. Y el Tesla Model 3 no era uno de ellos, hasta ahora al menos.

En ese mercado el Tesla Model 3 más económico es el Model 3 Standard Range Plus, que tiene un precio de 53.700 $ canadienses, que en teoría le excluyen automáticamente de este programa de ayudas, sin embargo, para poder beneficiarse de esta subvención Tesla ha creado esta nueva versión del Model 3 “a medida” del programa iZEV que parte de un precio de 44.999 $ canadienses y que por supuesto, es exclusiva para este mercado.

Tesla Model 3.

A pesar del precio, lo cierto es que esta versión no ha nacido con las intenciones de ser el superventas de la compañía en ese mercado, puesto que no se trata de una nueva versión como tal, sino de un truco de la marca para bajar artificialmente el precio base de la gama Model 3 y permitir que no esta, sino la versión Standard Range Plus (de 53.700 $) se pueda beneficiar de la subvención de 5.000 $ CAD del gobierno canadiense.

Evidentemente, los 150 km de autonomía de esta versión no es una cifra casual y más que probablemente sirva para ahuyentar a los posibles compradores, puesto que ni siquiera llega a la mitad de la supuesta cifra de autonomía del Model 3 Standard Range US-specs, ya como este en los Estados Unidos, esta nueva versión de 150 km no está disponible en la web de la marca, solo está disponible en los pocos concesionarios de la firma, las mismas Tesla Stores que la marca pretende cerrar.

Por lo que al contrario que el resto de la gama, los clientes canadienses no pueden encargar libremente un ejemplar de esta nueva versión, sino que han de pasar previamente por un comercial, que evidentemente ofrecerá la más lógica, capaz y mejor equipada versión Standard Range Plus por una pequeña diferencia económica, que además se verá beneficiada por la subvención de 5.000 $ canadienses.

Tesla Model 3.

Pero, ¿qué sucede si alguien se empeña en adquirir un ejemplar de esta versión más económica?. Pues sucede lo mismo que si un estadounidense se empecina en comprar un ejemplar de la versión de 35.000 $ del Tesla Model 3, que le entregan un ejemplar de la versión superior con su rendimiento capado mediante el software, luego no existen ejemplares reales de estas nuevas versiones básicas, ni en Estados Unidos ni en Canadá.

Su existencia solo tiene lugar sobre el papel, son un simple subterfugio, en el primer caso para poder afirmar que la versión existe y en el segundo caso para poder beneficiarse de una subvenciones que no le corresponden. ¿Habrá respuesta del gobierno canadiense?.

Esta no es la primera vez que vemos a una compañía crear una versión algo extraña para poder aprovechar un descuento o subvención, incluso Ferrari lo hizo en los años setenta y ochenta con sus motores V8 de 2.0 litros, pero incluso en aquella ocasión, esas versiones existían y estaban disponibles, no eran homologadas para luego no ser fabricadas y tratar por todos los medios de no venderlas.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto